viernes, 28 de agosto de 2009

Juegos permitidos bajo el "socialismo": palo ensebao, perinola, metras, carrera de sacos y otros. Prohibido el Monopolio, es un juego "capitalista"

También serán sancionados los comerciantes que vendan este modelo de consolador eólico si antes no lo ha probado El Mandril en persona o algún miembro de su séquito de jalabolas. A este paso lo que falta es que sancionen una ley otorgando el derecho de pernada a El Mandril Bipolar... si es que el bicho tiene con qué...

Sancionarán a vendedores de videojuegos hasta por BsF 275.000, pero... no serán sancionadas actividades tales como romperle el cráneo a los periodistas que exigen libertad de expresión, echarle agua con mierda a los disidentes, ser juez venal y corrupto que mete en chirona a los opositores por puro capricho o siguiendo las órdenes de El Macaco Bipolar, tampoco serán sancionados quienes usen, en sus prácticas de tiro, a algún opositor como diana.


La Ley para la Prohibición de Videojuegos y Juguetes Bélicos contempla multas de hasta 5.000 Unidades Tributarias (275.000 BsF) para quienes vendan o alquilen videojuegos violentos. De acuerdo al diputado de Patria para Todos, Wilmer Iglesias, promotor de esta ley que fue aprobada en primera discusión, con el texto legal no se busca "perseguir, castigar y multar", sino sustituir algunos gustos "por valores y principios que están inmersos en la sociedad y en la Constitución". Por su parte, el experto en informática forense, Raymond Orta, consideró que los videojuegos catalogados como violentos difícilmente son los causantes de la violencia en el país.

Así lo recoge la nota de El Universal:


La Ley para la Prohibición de Videojuegos y Juguetes Bélicos , que fue aprobada por la Asamblea Nacional en primera discusión, contempla multas de hasta 5.000 Unidades Tributarias para quienes vendan o alquilen videojuegos violentos.

Los importadores tendrán un año para renovar inventarios.

Vender o alquilar cualquiera de las versiones de Grand Theft Auto, una de las joyas de la corona de la casa Rockstar Games, será un delito en Venezuela. Por la connotación violenta de ese título y otros donde priva la destrucción del oponente por medios bélicos, la Asamblea Nacional (AN) decidió regular el comercio local de este tipo de fuentes de entretenimiento. Así las consolas tendrán pocas oportunidades de reproducir videojuegos con esas características

El diputado de Patria para Todos Wilmer Iglesias, promotor de la Ley para la Prohibicion de Videojuegos y Juguetes Bélicos, justifica su creación:
    "En la etapa inicial es muy importante la formación de la conducta de nuestros hijos. Ahí es evidente la influencia de juguetes bélicos y ahora los videojuegos de connotación bélica, donde se expresa la violencia en toda su dimensión; creemos que es pertinente regular eso. Queremos hacer un ciudadano que se relacione de manera armónica. Si los venezolanos somos amantes de la paz, deberíamos formar a nuestros hijos en ese sentido. Hay juegos que dan destrezas motrices e intelectuales a los niños y no necesariamente tienen que estar asociados al crimen, a la muerte, a vejar".
De acuerdo con el parlamentario
    "el objeto de la Ley es prohibir la importación, venta, alquiler y permuta de esos juegos". Destaca que "no es el hecho de perseguir, castigar y multar. Es más el hecho de concientizar para sustituir algunos gustos, por valores y principios que están inmersos en la sociedad y en la Constitución. No se puede sancionar al consumidor ni puedes privar de la imaginación a los niños. De lo que sí puedes tener certeza es que en la medida en que tenga menos contacto con ese tipo de juegos le harán cada vez menos falta". Sin embargo, Iglesias añade que el proyecto prevé multas de 500 a 5.000 unidades tributarias (UT).
Alemania, Argentina, México, Colombia, Costa Rica, Suiza y España han regulado la venta y uso de videojuegos con carga de violencia, pero de acuerdo con Iglesias en algunos de esos países "no se ha logrado el objetivo porque les faltan sanciones más claras".

Para el experto en informática forense Raymond Orta, la Ley debería ser muy específica. Destaca que, aunque es aceptado que videojuegos bélicos insensibilizan al jugador a la violencia real,
    "prohibir de manera genérica sin establecer los niveles de violencia, puede ser un error. El tema de la violencia debe ser regulado según la edad".
Dice el abogado que los efectos de un videojuego catalogado como violento "no afectan al orden público ni a la seguridad nacional". Añade que éstos difícilmente serían los causantes de la violencia, por ejemplo, en las barriadas venezolanas. Estima también que "se deben establecer niveles de censura y permisología para controlar estos juegos, amén de controlar su venta ambulante y la piratería".


http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=568578