jueves, 31 de julio de 2008

Leopoldo López, el TSJ y las inhabilitaciones




Leopoldo López ha intervenido hace escasos minutos en el TSJ en la audiencia donde se está celebrando una vista sobre las inhabilitaciones.


Tras recordar como la Corte Suprema de Justicia desestimó una inhabilitación contra Hugo Chávez porque no se le había dictado una sentencia firme, pidió que “se permita al pueblo elegir a sus representantes”.

Recordó que la constitución impide que se prive a un ciudadano de sus derechos políticos sin haber sido condenado y alertó al TSJ de lo grave que sería mantener las inhabilitaciones.

“Sonará una alarma en el mundo entero”, ha dicho antes de afirmar que él se encargará de que “retumbre por siempre”.

Para López, si él ha cometido un delito ha sido “soñar con una mejor Venezuela”.

Al final de sus palabras, partidarios de López presentes en el acto aplaudieron y vitorearon al Alcalde de Chacao lo que provocó la molestia de los magistrados y la advertencia de la Presidente Luis Estela Morales de que sería suspendida la audiencia si se producían manifestaciones de júbilo dentro de la sala.

http://www.noticias24.com/actualidad/?p=16380

2 comentarios:

Magali dijo...

Hay que tomar en cuenta que con las inhabilitaciones, el presidente sigue nombrando "a dedo" tanto a sus amigos, como a sus enemigos. Se entromete en las elecciones de la oposición, dejando a un número de oponentes fuera de gobernaciones y alcaldías, y escogiendo de manera pasiva, porque tendremos que votar por "el resto" o residuo de lo que Chávez nos permitió. Es el mismo operativo utilizado en el PSUV.
La gente que no quiere a este gobierno y piensa, sabe que debe votar por el candidato de la oposición sea quien sea. Pero, además de votar por el que Chávez nos permita, le estaremos proporcionando gobernantes más cómodos para él.

Yetro dijo...

Magali:

Si, ilegalmente y violando la Constitución, se mantienen las inhabilitaciones, habrá que votar por cualquier candidato de la oposición.

La "inteligencia" de Chávez no es tan brillante como para saber que tal o cual candidato opositor, de ser electo, le resultará más cómodo pues nunca se sabe por dónde salta la culebra.

Está perdiendo las gobernaciones, hasta ahora, en nueve estados y decenas de alcaldías.

Y déjame acotar que nuestra oposición tampoco es muy brillante al ponerse a discutir por intereses personales en lugar de unirse en torno a un candidato único en muchas gobernaciones y alcaldías.

Al fin y al cabo no hay mal que dure cien años y es muy probable que Chávez no llegue al final de su mandato.

Amanecerá y veremos.

Saludos