miércoles, 15 de julio de 2009

Correa, Chávez, Morales y toda la izquierda interviene en los asuntos internos de Honduras. ¿Y qué dice el gordo Insulza? !!Un coño!!


La pandilla de los cuatro


El presidente de Ecuador, Rafael Correa, instó el miércoles a los militares hondureños “a desobedecer” a los mandos que derrocaron al mandatario Manuel Zelaya, y reiteró su llamado a un levantamiento popular en el país centroamericano.

Levántense contra esa dictadura (de Roberto Micheletti) (…). Soldados patriotas de Honduras desobedezcan a mandos que han traicionado a su patria“, declaró Correa a radio Visión de Quito.

El pueblo hondureño tiene derecho a la resistencia“, agregó el mandatario ecuatoriano, insistiendo en la restitución de Zelaya, quien fue derrocado y expulsado del país el 28 de junio.

Correa acusó a grupos de ultraderecha de Latinoamérica y Estados Unidos de apoyar al gobierno de Micheletti.

El gobierno de facto “hondureño no se podría sostener si no tuviera el apoyo de grupos de ultraderecha de Latinoamérica y de Estados Unidos, que más allá de la política de (Barack) Obama, sostienen esta clase de gobiernos”, declaró.

Correa cree relaciones con Colombia están en momento de “gran deterioro”

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, consideró hoy que las relaciones con el Gobierno colombiano están en un momento de “gran deterioro”.

Consultado en la radio Visión si es “irreversible” la ruptura de relaciones diplomáticas con Colombia, el jefe de Estado prefirió no hacerse eco de esa palabra, pero admitió el deterioro de la situación.

No diríamos irreversible pero, por supuesto, estamos en un momento de un gran deterioro de las relaciones bilaterales por todas estas actuaciones que van más allá del Gobierno colombiano“, dijo al referirse también al juicio que un grupo de abogados colombianos planteó en su contra por supuestos vínculos con las FARC.

Las relaciones diplomáticas entre ambos países andinos están rotas desde el 3 de marzo de 2008, dos días después de que el Ejército colombiano atravesase la frontera en un operativo contra una base que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) habían instalado en el enclave ecuatoriano de Angostura.

Correa consideró que hubo una violación de la soberanía de Ecuador y rompió relaciones diplomáticas con Colombia.

El jefe de Estado reiteró hoy que el 1 de marzo de 2008, su “país sufrió una de las agresiones más graves de la historia de América Latina y todo el país debe rechazar unánimemente esa agresión”.

En ese operativo murieron al menos 26 personas, entre ellas el portavoz internacional de las FARC, alias “Raúl Reyes”, el ecuatoriano Franklin Aisalla y cuatro estudiantes mexicanos.

De su lado, el ministro de Defensa, Javier Ponce, recordó hoy en la radio Sonorama que antes del actual Gobierno, los reclamos por acciones de Colombia no eran tan claros.

“Antes de la ruptura de relaciones: el Gobierno y la fuerza militar colombiana actuaban permanentemente introduciéndose en la frontera ecuatoriana y nosotros nos contentábamos con un reclamo, un boletín de prensa, con llamar tres días al Embajador nuestro en Bogotá. No, ya era hora de plantear las cosas con mayor claridad”, dijo.

“Evidentemente si Colombia insiste en no reconocer el hecho, si todavía el actual ministro de Defensa justifica el hecho y tiene la audacia de decir que algún día los ecuatorianos le vamos a agradecer a Colombia por el ataque a Angostura… frente a ese tipo de audacias, es imposible avanzar en el diálogo“, subrayó.

Con información de EFE y Agence France-Presse

http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/66713/llama-a-la-desobediencia-a-militares-hondurenos/