jueves, 2 de julio de 2009

Zelaya dejó en su oficina $3 millones presuntamente enviados desde Caracas. Desmontaron red de espionaje atribuida a cubanos y venezolanos


Runrunes



alto


honduras: Cada hora o minuto que pasa es decisivo para la democracia hondureña, la venezolana y las de los países que dentro de la OEA han puesto, varias veces, sus ojos en la maltrecha Carta Interamericana. Las diferencias en la visión del caso hondureño seguirán presentes en los días por venir. Por un lado Chávez empujando el retorno de Zelaya a como dé lugar, sin contemplaciones con nadie en Honduras, desmontando toda la institucionalidad que allí funcionó y que quedó demostrada con la plena separación de poderes y el apego a una constitución con artículos impensables en otros estados. Otra visión, la de algunos países que aunque estimulan el regreso de Zelaya saben que le será muy difícil remendar su relación con todos los que se opusieron a sus planes. La tercera es la de aquellos que ven a Zelaya con un regreso condicionado para no seguir con su plan de Asamblea Constituyente o de reelección. Éste sería visto como un fracaso para la campaña que Chávez y la ALBA han hecho para acabar con el golpe que sacó a Zelaya hasta Costa Rica y al mismo tiempo acabar con la oligarquía y los medios de comunicación hondureños. La defensa exagerada del venezolano al hondureño antes del domingo y la más escandalosa hecha tras su salida han complicado cualquier arreglo para que regrese "Mel a buscar su sombrero". Lo más grave para todos los que apoyan a Zelaya es que el gobierno de Micheletti tiene mucho chance de estabilizarse y llegar hasta las elecciones de noviembre. Los poderes públicos están cohesionados en torno a su Constitución y podrían tener aguante por los próximos seis meses. También allí ven una ganancia para Chávez, pues demostraría que la OEA no funciona y así podría seguir transgrediendo la Constitución venezolana y todos los acuerdos establecidos por la OEA e incrementar así su avance dictatorial. La Carta quedaría enterrada definitivamente. Añádase que el levantamiento popular, auspiciado por la ALBA, ha devenido en una insurrección contra Zelaya, lo que indica que el hastío contra el depuesto millonario venía desde mucho antes. Las soluciones que trabajan afanosamente pasan por adelantar elecciones, renovar a todas las autoridades y así desligarlas del golpe ocurrido. Por supuesto que el "zelayismo" sería derrotado y las agresiones de Chávez se mantendrían. Sin embargo en elecciones libres y supervisadas por la OEA y la ONU se podría dar cabida a corrientes reformistas hondureñas...



HONDURAS 2: Ayer supimos que Zelaya ha enviado mensajes a sus amigos en Tegucigalpa prometiendo olvidarse de la reelección y del llamado a la Constituyente; permitiría que los organismos internacionales supervisen las elecciones; dejar a los militares "golpistas" en sus puestos sin tomar represalias y no accionar contra los medios de comunicación. También que en sus oficinas hallaron $3 millones en efectivo presuntamente enviados desde Caracas y que fue desmontada una red de espionaje e intervenciones telefónicas atribuida a cubanos y venezolanos, que informaba a Mel diariamente. Los $120 millones enviados a Banadesa no tuvieron contraloría alguna. Viene una acusación contra el embajador venezolano por presuntamente repartir dádivas entre los militares hondureños y los jefes de las redes sociales pro Zelaya. Los documentos encontrados en el despacho presidencial dan luces sobre los asesores venezolanos y españoles enviados por Chávez para promover la consulta. La "franquicia venezolana de Constituyente, nueva Constitución y reelección" estaba en marcha. La férrea separación de los poderes hondureños fue clave para, por ahora, detenerla. Todos los diputados "zelayistas" ya se cambiaron para el nuevo gobierno. Avión, pilotos, edecanes militares, guardaespaldas y "caja chica" venezolanos luce ya "mi hermano Mel"...

medio

CANTINFLéRICOS. Han sido unos espectáculos que si no se ven no se creen. Raúl Castro pidiendo respetar la democracia, pero en Honduras y solicitando un embargo como respaldo a Zelaya. Chávez denunciando unos tiros contra la casa de Zelaya y acusando de gorilas y matones a los militares hondureños olvidándose de los despiadados ataques a balazo limpio contra la familia de Carlos Andrés Pérez en La Casona y con tanquetas al palacio presidencial. Pide respetar los votos de Zelaya pero lanza a una cloaca los votos de Ledezma como alcalde de Caracas y los de los gobernadores que no le son afectos. Denuncia el maltrato policial a los periodistas de Telesur pero aquí es norma diaria de su régimen atacarlos con la fuerza pública o sus paramilitares rojitos. Alerta sobre represión a los manifestantes pero aquí llevamos diez años sufriéndola con muchos heridos y muertos. Ya no podrá acusar a nadie por intervencionismo en Venezuela tras haberse tomado el caso Honduras como si fuera un levantamiento en el estado Anzoátegui. Su exagerado apoyo a Zelaya ha alertado a mucha gente incrédula. Las barbas de la ALBA en remojo obligatorio...



ARGENTINA. Anótenlo. Los cuatro presidenciables argentinos: Carlos Reutemann y Mauricio Macri de dos alas del peronismo; Lilita Carrió de la Coalición Cívica y Julio Cobos, el actual vicepresidente ligado al partido Radical, no quieren saber nada de Chávez y mucho menos mantener la enfermiza y corrupta relación que con él han sostenido los Kirchner. Muy claro lo han enfatizado en declaraciones. Otros lo culpan de la debacle política de la pareja...

bajo

¡gracias! Gran satisfacción por haber sido galardonado con el Premio Arturo Uslar Pietri a la Comunicación Social 2009 por mi trayectoria profesional en estos 47 años de ejercicio. La selección, primero por el jurado de las universidades y luego por el voto de mis propios colegas, me llena de orgullo, me compromete y me da aliento para seguir adelante en estos difíciles tiempos para la democracia, la libertad y el derecho a la información. Felicito a todos los colegas que fueron premiados en otros renglones en esta primera entrega del galardón auspiciado por el Colegio Nacional de Periodistas y la Fundación Uslar Pietri. Un premio de periodistas para periodistas sin intervención de entes extraños. Debemos augurarle larga vida a estos reconocimientos cuando el acoso, la persecución política, los juicios amañados, la prisión, los asesinatos y la declaratoria de enemigos del proceso, a quienes damos información veraz y oportuna pero que incomoda al régimen, están a la orden del día. Mucho peor cuando hasta los entes que deben velar por la justicia quieren acabar con el secreto profesional de las fuentes informativas y los comunicadores asalariados del Gobierno luchan a favor de la censura y contra la libertad. "Cosas veredes, Sancho, que non crederes".

elchacaldelainformacióngmail.com

Nelson Bocaranda Sardi
El Universal