miércoles, 8 de julio de 2009

La OEA y el presidente costarricense, Óscar Arias, tendrán que abordar la “probable influencia significativa” de Venezuela en la crisis de Honduras


Arturo Valenzuela, propuesto por el Gobierno de EE.UU. para dirigir su política exterior hacia América Latina, señaló hoy que la OEA y el presidente costarricense, Óscar Arias, tendrán que abordar la “probable influencia significativa” de Venezuela en la crisis de Honduras.

En su audiencia de confirmación ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el catedrático chileno-estadounidense dio su apoyo a la mediación de Arias entre el depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y el nuevo Gobierno de Roberto Micheletti.

No obstante, insistió en la necesidad de que se resuelva no solamente la situación actual, sino también los problemas de fondo del país.

Eso incluye, dijo, analizar las alegaciones de que el presidente depuesto podría haber actuado fuera del proceso constitucional, al haber convocado una encuesta declarada ilegal por varias instituciones del país.

Zelaya quiso impulsar para el día del golpe de Estado una encuesta sobre la posibilidad de instalar una cuarta urna en las próximas elecciones de noviembre para votar a favor o en contra de una Asamblea Nacional Constituyente que reformara en 2010 la Carta Magna.

Sus críticos alegaron que era una medida para perpetuarse en el poder y aludieron a la posible influencia de Chávez.

Al respecto, Venezuela, quien se vio obligado a hablar casi exclusivamente de la crisis en Honduras, indicó que una de las cosas que la OEA y Arias tendrán que hacer en las negociaciones “es confrontar los temas de que probablemente hubo influencia significativa por parte de Venezuela en la situación de Honduras“, alentando al presidente a realizar ciertas acciones, quizá”.

Sin embargo, quiso dejar claro que en última instancia la cuestión no es si un mandatario pudiera haber buscado ciertos consejos de otro presidente, sino si se ha producido una ruptura del orden constitucional a raíz del golpe de Estado.

Asimismo, dijo que tanto Honduras como Venezuela son “países soberanos” que pueden elegir con qué gobiernos mantener relaciones.

Valenzuela destacó que, a su juicio, “está claro que ha habido una interrupción del orden constitucional” en Honduras y que el golpe de Estado “no fue legal” y “simplemente no aceptable”, en línea con lo expresado por el Gobierno de EE.UU. en la última semana.

“Eso ha sido un golpe clásico”, una “transferencia anticonstitucional del poder“, explicó.

El catedrático también destacó la necesidad de que el proceso de mediación genera una situación en la que sectores de ambos lados de la sociedad lleguen a la conclusión “de que ha habido algunos fallos reales en su democracia y que necesitan fortalecer los proceso democráticos para evitar que estas cosas se repitan en el futuro”.

La respuesta de Valenzuela se produjo a un intercambio dialéctico con el senador republicano Jim DeMint, quien calificó de “inexplicable” la postura de apoyo adoptado por EE.UU. a Zelaya, aludió a la influencia de Chávez y defendió que el Gobierno de Micheletti “actuó acorde a su Constitución”.

“El presidente fue sacado del poder conforme a la Constitución”, señaló, y agregó que “no hay duda de que Zelaya estaba intentando cambiar la Carta Magna para continuar su mandato”.

El catedrático defendió que no solamente EE.UU. ha condenado el golpe, sino que fue una decisión “unánime” de toda la región.

Dijo que EE.UU. y la comunidad internacional tienen que dar una “fuerte señal” de que el golpe de Estado “es simplemente inaceptable”, y recalcó que durante “demasiado tiempo” el flagelo del proceso en América Latina ha sido la interrupción del orden democrático para resolver problemas de la democracia”.

De ser confirmado por el Senado, Valenzuela se convertiría en el nuevo secretario de Estado adjunto para América Latina, en sustitución de Thomas Shannon, quien ha sido propuesto por el presidente Barack Obama para el cargo de embajador en Brasil.

Desde su puesto, Valenzuela será el encargado de hacer realidad la nueva política estadounidense hacia la región, basada en la idea de buscar mayor cooperación entre partes iguales y menos confrontación, como anunció Barack Obama en la reciente Cumbre de las Américas.

EFE

http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/64681/eeuu-alude-a-la-probable-influencia-de-venezuela-en-crisis-de-honduras/