sábado, 11 de julio de 2009

Daniel Ortega puede seguirle los pasos a Melda Zelaya y peregrinar ambos por todo el mundo como animas en pena..

"Ayyyy. Daniel, me encanta apurruñarte. Me faaascinan los degenerados sexuales como tú. Deja los celos con la Melda Zelaya: mi verdadero amor-degenerado eres tú, sin dejar fuera a Evo que me lame las patas como una perfecta barragana, y el Correa que se me ha guindado de las bolas y no me deja ni dormir en paz."



El opositor Partido Liberal Constitucionalista (PLC) de Nicaragua reafirmará en su convención de mañana el compromiso de rechazar la posibilidad de una reforma de la Constitución que permita la reelección del presidente Daniel Ortega.

El PLC, que dirige el ex gobernante nicaragüense Arnoldo Alemán (1997-2002), manifestó hoy en un comunicado que someterán a votación de los participantes en la convención la ratificación para decir “no a las reformas constitucionales ni al cambio del sistema de Gobierno“.

El presidente Ortega ha confirmado su interés de reformar la Constitución para establecer la reelección presidencial indefinida, que abiertamente persigue, y cambiar el sistema político presidencialista a uno parlamentario.

La Constitución de Nicaragua prohíbe la reelección presidencial consecutiva, pero no la alterna.

Las reformas constitucionales en Nicaragua deben ser aprobadas en dos legislaturas y con al menos dos tercios de los 92 diputados que integran la Asamblea Nacional, cifra que no alcanzan los sandinistas y sus aliados, que reúnen al menos a 47.

Los sandinistas y los liberales iniciaron negociaciones para reformar la Carta Magna, incluida la reelección presidencial, en octubre de 2007, pero las “congelaron” luego de los comicios municipales de noviembre pasado, ganados ampliamente por el oficialismo y que la oposición denunció como fraudulentos.

En esa convención de mañana, el ex canciller, diputado y secretario general del PLC, Francisco Aguirre Sacasa, presentará un pronunciamiento a la nación, dijo el portavoz de ese colectivo, Leonel Teller.

Los liberales ratificarán, además, su interés de buscar la unidad de todos los partidos “democráticos”, divididos en diferentes fracciones, incluido el Partido Liberal Independiente (PLI), al que pertenece el líder opositor y legislador liberal disidente Eduardo Montealegre, señaló Teller.

El ex presidente Alemán también pronunciará lo que el PLC llama “un mensaje a la nación”.

EFE