jueves, 6 de marzo de 2008

Colombianos desahogando su rabia en la red


Pulsar la imagen para ver en grande

Un sondeo telefónico del Centro Nacional de Consultoría de Colombia revela que 67% de los colombianos no quiere romper relaciones con Venezuela. Sin embargo, resienten la actitud del país, desahogando sus reacciones en Internet. El vespertino El Mundo publica hoy un reportaje de Andrea Daza.

Este es el reportaje del diario El Mundo:

Mando tropas para allá, traigo diplomáticos para acá, llevo denuncia para La Haya, pido perdón antes que pedir permiso. Se paraliza el comercio en la frontera colombo-venezolana. ¿Se van los países a las manos? Los pronósticos son temerarios. Mientras tanto, clic, clic, desahogo cibernético.

Entre blogs, hojas de comentarios de diarios, correos y encuestas de opinión, la mayoría de los colombianos prefieren la paz, rechazan la postura del gobierno venezolano y apoyan la acción de su propio gobierno, al ponerle fin al núcleo de Raúl Reyes, segundo a bordo de las Farc.

QUE NO NOS DIVIDAN

Antes del incidente colombo-ecuatoriano, que se ha convertido en un triángulo conflictivo con Venezuela en la punta, activistas del vecino país se organizaron bajo el nombre “Colombia soy yo”, con el objetivo de reunir “un millón de voces contra las Farc”. Redes de socialización como Facebook sirvieron de vehículo para organizar marchas simultáneas por todo el mundo en contra del grupo guerrillero. Pero la iniciativa se politizó, al ser entendida como una propuesta alternativa y excluyente al llamado “canje humanitario”, promovido por Hugo Chávez.

Ahora, el colectivo ha emitido un nuevo comunicado: “Invitamos a que los pueblos latinoamericanos nos unamos hoy más que nunca para evitar que las Farc logren dividirnos. Pedimos excusas al gobierno ecuatoriano por las acciones desarrolladas por nuestras Fuerzas Militares. Pedimos su comprensión y apoyo en estos momentos, en los que por primera vez, con la muerte de `Raúl Reyes’, se ha logrado una acción contundente dirigida a la cúpula de las Farc”. Y sobre el vecino: “Al gobierno de Venezuela le pedimos mantenerse al margen de la situación bilateral entre Colombia y Ecuador, para que la situación se pueda solucionar de manera diplomática y se promuevan las acciones conjuntas entre países hermanos”. Que empiece el debate.

VIOLENCIA MÁS ALLÁ

Pedro Pablo Rojas responde en el web www.colombiasoyyo.org: “Desafortunadamente en su mensaje y pese a la estupenda experiencia del 4-F, no aprendieron que los colombianos ese día le dijeron mayoritariamente `no a la violencia, venga de donde venga’, y persistan con su ambiguo mensaje en donde no dicen absolutamente nada en contra de tantas otras expresiones de violencia que están exterminando al pueblo colombiano (guerrillas, de acuerdo, pero también paramilitares, parapolíticos, crímenes de Estado…)”. Rojas añade: “¿Por qué no dar el paso ético y moral que se impone y decir claramente: No a ningún tipo de violencia en Colombia?”.

Sin embargo, para Ricardo Buitrago, administrador de empresas de Barranquilla, Chávez y Correa “pelaron el cobre”. Así lo expone en su blog Ricardobuitragoc.blogspot.com: “El pueblo colombiano, pasó de la alegría y euforia producidas por el enorme triunfo del gobierno y sus fuerzas militares, al asombro y desasosiego por la confrontación, hasta ahora verbal y diplomática generada con los gobiernos -que no con los pueblos- de los países vecinos y le toca aceptar la realidad con dolor, pero con dignidad, hidalguía y entereza, cerrando filas ante lo que se constituye en una hostil e inadmisible intervención de los gobernantes vecinos, en los asuntos del fuero interno de la nacionalidad. Chávez y Correa, pelaron el cobre y se descubrieron como terroristas ante el mundo”. Con él, coincide Lina María (Politicayotrosanimales.blogspot.com), radicada en Estados Unidos: “Ahora que a Chávez se le ha ocurrido meterse en los asuntos de su vecino país y públicamente declarar su apoyo a los terroristas de las Farc, la comunidad internacional tiene una nueva perspectiva del flagelo que vive Colombia”.

GENTE DE GUERRA Y DE PAZ

Valentina Díaz periodista de Bucaramanga, escribe en su blog La coctelera.com: “Mucho se habla en los últimos tiempos de presidentes generadores de paz y de mandatarios `guerristas’. Aquí también se aplica la tergiversación de los valores éticos y morales. No estoy defendiendo a nadie en particular, pero tampoco justifico que se vea la paja en el ojo ajeno y no la viga en el ojo propio”. Concluye: “No hay necesidad de dar nombres propios. El mundo entero sabe que las personas irracionales, intransigentes y alevosas no son gente de paz”.

ENTRE URIBES Y “URIBITOS”

Así, se desatan los temperamentos, como un usuario que ante la noticia “OEA no llegó a un acuerdo para dictar resolución sobre crisis diplomática entre Colombia y Ecuador”, respondió en la página web de El Tiempo de Bogotá: “Veo a algunos foristas escribiendo en contra de todo, aduciendo cosas tan absurdas como las razones que tiene Chávez de enviar tropas a la frontera. Son pocos ya los parias sin memoria que no quieren ver más allá sin darse cuenta de que los terroristas de las Farc llevan 50 años asesinando, robando, traficando y secuestrando, que no han querido negociar con ningún gobierno, y que por el contrario, cuando les han dado todo para hacerlo, han aprovechado para armarse hasta los dientes, secuestrar y robar, como en el Caguán. Los terroristas de las Farc nunca han querido la paz de Colombia, lo único que quieren es tomarse el país por la fuerza, y eso es inaudito, porque el pueblo nunca los ha apoyado.

Acá no queremos a las Farc, sólo unos pocos. No es bueno que se ofenda a un país hermano. Pero más nos ofenden ellos con su permisividad con estos asesinos. Por eso aunque les duela seguimos, adelante presidente (Uribe), adelante”. Igual lo considera un arquitecto bogotano de 30 años de edad, desde su blog Pesadillarecurrente.blogspot.com: “La situación reciente lo lleva a uno a pensar que difícilmente hubiéramos podido conseguir peores vecinos, porque las reacciones de los presidentes de Venezuela y Ecuador ante lo de Reyes no parecen dignas de unos jefes de Estado, y trascienden la simple antipatía o animadversión que esos gobernantes puedan sentir con respecto al uribito (que sí, es despreciable, y todo eso…), y se convierten en agresiones contra el país en general”.

Para otros, el impasse con Venezuela es producto del desconocimiento: “La percepción que uno tiene ahora de los hermanos venezolanos, es que están desinformados de lo que realmente son las Farc”, dice un colombiano que prefirió guardar su identidad. “Yo vivo en Bogotá porque los ataques de las Farc a mi pueblo natal provocaron muchos muertos y me vi obligado a dejarlo todo para salvar mi vida. Mi hermano no alcanzó a huir y cayó secuestrado hace nueve años. La última prueba de supervivencia la recibimos hace cinco y hoy no sabemos absolutamente nada. Mi familia no pertenece a la política y es triste que todo el mundo se preocupe únicamente por la liberación de Ingrid Betancourt. Son cientos de secuestrados de los cuales no sabemos nada”.

EL CHISTE CASUAL

Pero en medio del conflicto, también hay tiempo para la distensión.

En su blog, Mauricio Duque Arrubla escribe un texto titulado: “¿Hizo backup?”. Allí expone: “Me preguntaban por ahí si Raúl Reyes hizo backup de su información antes de que le robaran el laptop. Es que en estos días la inseguridad está tremenda, tanto bandido que anda por ahí”, dice con ironía. Y alguien le responde: “Me voy a comprar uno de esos apenas pueda, no sólo uno sino tres computadores que resisten bombardeos aéreos. Deberían hacer un comercial con eso”. Y así se destila la tragedia.

http://www.noticias24.com/actualidad/?p=12627

1 comentario:

Ricardo Buitrago Consuegra dijo...

Hay que crear conciencia que el enemigo comun de Colombianos y Venezolanos es las FARC