jueves, 3 de septiembre de 2009

Casi 11 kilómetros (7 millas) debajo de la superficie del Golfo de México, la empresa BP ha encontrado un gran yacimiento petrolero


Casi 11 kilómetros (7 millas) debajo de la superficie del Golfo de México, la empresa BP ha encontrado un gran yacimiento petrolero, tras cavar el pozo más profundo del mundo.

El pozo de Tíber figuraría entre los mayores descubrimientos de petróleo en Estados Unidos, y podría producir diariamente la misma cantidad de crudo que se extrae del famoso yacimiento North Slope de Alaska.

El jefe de exploración de la compañía estimó el miércoles que el yacimiento de Tíber cuenta con entre 4.000 millones y 6.000 millones de barriles de petróleo equivalentes (bpe), incluyendo gas natural. Ello sería suficiente para satisfacer la demanda de crudo en Estados Unidos durante casi un año.

Pero BP desconoce aún cuánto de ese crudo puede extraer.

“El Golfo de México está demostrando que es una provincia creciente del petróleo, que es además rentable, si uno puede encontrar las reservas”, dijo Tyler Priest, profesor y director de estudios globales en el Bauer College of Business, de la Universidad de Houston.

El pozo se ubica unos 402 kilómetros (250 millas) al sureste de Houston, en aguas territoriales estadounidenese, a una profundidad de 10.684 metros (35.055 pies), tiene una profundidad tan grande como alto es el Monte Everest, sin incluir los más de 1.219 metros (4.000 pies) de agua que cubren esa zona del fondo marino.

La perforación a esas profundidades muestra cuán lejos deberán llegar los principales productores de petróleo para hallar nuevos yacimientos, a medida que decrecen las reservas globales. Pone también de manifiesto cuánto ha avanzado la tecnología, que permite llegar a profundidades antes inimaginables.

Las operaciones en aguas profundas se consideran la última frontera para encontrar depósitos prístinos de petróleo, y toda la industria petrolera busca más crudo en el fondo del océano.

BP necesita invertir años de trabajo y millones de dólares antes de extraer la primera gota de petróleo de este yacimiento. Una espera tan larga no es rara. Tres años después de anunciar un descubrimiento en un sitio del Golfo de México, llamado Kaskida, BP no ha comenzado aún a extraer petróleo de ahí.

Proyectos como el de Tíber no reducirán la dependencia estadounidense respecto del petróleo extranjero, que sigue creciendo. Pero la nueva tecnología sí permite el acceso a grandes hallazgos de petróleo, más cerca de las costas estadounidenses.

BP espera que Tíber figure entre los hallazgos más ricos de petróleo de la compañía en el Golfo de México, a la par de la joya de su corona, el proyecto Thunder Horse, que produce unos 300.000 bpe al día, la mitad de lo obtenido en North Slope.

Incluso si Tíber produce tanto, sería poco en comparación con lo observado en las mayores zonas productoras del mundo. El yacimiento de Ghawar, en Arabia Saudí, produce 5 millones de barriles diarios.

Pero por estar cerca de Estados Unidos, Tíber sería especialmente atractivo para las refinerías, en un momento en que el gobierno quiere reducir la dependencia de las importaciones del Medio Oriente.


BP anuncia yacimiento “gigante” en Golfo de México
Por CHRIS KAHN
The Associated Press.

http://economia.noticias24.com/noticia/8458/los-detalles-del-gigantesco-hallazgo-petrolero-en-el-golfo-de-mexico/