lunes, 21 de septiembre de 2009

La oposición está urgida de unidad y de un mensaje efectivo a la población


Partidos democráticos deben capitalizar la frustración de los ciudadanos y vencer la nueva ley electoral. Debe entender la necesidad de no terminar dramáticamente dividida, desmoralizada y vencida.

Las tres últimas marchas organizadas por la oposición en Caracas demostraron, por su masiva concurrencia, que la ciudadanía que adversa al presidente Hugo Chávez sigue siendo importante en volumen. Pero si eso es cierto, también lo es, por contradictorio que parezca, que no ha sido fácil para los partidos de oposición articular una estrategia que les permita remontar la cuesta que significó la aparición de Hugo Chávez en la escena política, e imponerse como una opción fortalecida y afrontar con éxito las próximas pruebas electorales, siendo la más cercana la de diciembre de 2010 cuando se elegirán diputados a la Asamblea Nacional.

Analistas coinciden en advertir que lograrlo pasa por tres aspectos fundamentales y por tanto ineludibles para la oposición: un mensaje que les permita conectarse de manera efectiva con toda la población y no sólo con los antichavistas y vencer la polarización; dejar de lado los intereses personales y conformar una verdadera unidad entre ellos; y agotar ante el CNE todas las vías legales posibles para revertir la nueva ley electoral, que tanto ventajismo otorga al oficialismo.

Discurso.Sobre el primer punto, analistas del discurso político advierten que existen muchos temas que, pese a su innegable importancia, resultan abstractos para un gran sector de la población, y son precisamente esos temas los que en buena medida aborda la oposición en sus discursos: autonomía universitaria, estado de derecho, división de poderes, adoctrinamiento y hasta libertad de expresión, entre otros, por sorprendente que parezca, son temas incomprensibles para muchos.

Oscar Schamel, de Hinterlaces, firma especializada en opinión pública, apunta que si la oposición desea generar una propuesta de país que aglutine a los venezolanos, debe sintonizarla a los intereses de los ciudadanos y aprovechar que éstos son cada vez menos propensos a entregar su apoyo por razones meramente viscerales, sino de acuerdo con sus intereses y aspiraciones.

En este sentido, Hinterlaces ha detectado, a través de focus group, las aspiraciones más fuertemente compartidas por los venezolanos de todos los grupos sociales: inseguridad personal, servicios públicos, existencia de fuentes de empleo, respeto y tolerancia.

Estas son algunas de las frases que se escuchan en los referidos focus group. "El gobierno debe poner más seguridad en los barrios, más policías, el ejército, sacar la guardia para ponerlos en la calle", dijo un hombre adulto del estrado D que se autocalificó como Ni-Ni.

"Me da miedo salir a las 6 de la mañana que es la hora que debo ir a mi trabajo. Uno tiene que andar mosca porque de cualquier lado salen los malandros". Así se expresó una mujer adulta del estrato E, chavista.

"Lo único que quisiera que el gobierno arreglara es la inseguridad. Es peligroso andar en la calle", dijo una Ni-Ni, del estrato E.

"Tener trabajo es importante porque de eso es que uno vive". ¿Qué se necesita para surgir? Tener trabajo para superarse", dijo otro de los consultados por Hinterlaces.

"Yo le brindaría más estabilidad económica a las empresas privadas, haciéndoles saber que se les respetará para que generen más empleo", refirió una mujer chavista de la clase C.

Schemel dijo que un discurso que apueste a la reconciliación sería acertado. "La estrategia del gobierno es polarizar para evitar la racionalización en búsqueda de un líder eficiente. La oposición no puede caer en la trampa. Debe centrar la discusión en cómo resolver los problemas del país".

Luis Vicente León, director de Datanálisis, lo ve así: "Es necesario un outsider que dé en el clavo y haga clic al conectarse con la población. La oposición debe capitalizar la frustración de los venezolanos. Desde los faraones hasta Obama se ha demostrado que sin una conexión líder-masa no hay oponente real".

Unidad. Otra realidad queda al descubierto cuando se indaga en la opinión pública: Existe rechazo por el retorno a la forma como se hacía política anteriormente, y esto incluye la desaprobación de figuras del pasado.

En este sentido, la reciente expulsión de Leopoldo López de Un Nuevo Tiempo, partido que a su vez fue el resultado de la división de Primero Justicia; las polémicas elecciones de las nuevas autoridades de Acción Democrática, y el silencio que, al menos hacia la opinión pública, existe sobre los candidatos con miras a las elecciones de 2010, conspira en contra de la oposición.

Luis Vicente León sostiene que la oposición debe entender la urgencia de la unificación si el objetivo es impedir que el Presidente se eternice en el poder y destruya a sus oponentes. "Deben entender que no hay tiempo para satisfacer necesidades individuales, sino elegir, sin mezquindad, a quien tenga los méritos, independientemente del partido en el que milite o aunque no milite en ninguno. Debe ser una fuerza unificadora que obligue a la selección de los más adecuados. Sin esta fuerza unificadora es imposible enfrentar la situación. Para el bloque opositor debería ser un proceso natural consolidar la supremacía de los más capaces. De esto depende que la oposición termine dramáticamente dividida, desinstitucionalizada y vencida, o que construya un liderazgo capaz de capitalizar la frustración de la gente".

Electoral. La nueva ley de procesos electorales es otro escollo para la oposición, por cuanto permite al oficialismo aplicar una serie de medidas que le otorgarían ventajismo.

Juan Carlos Apitz, abogado constitucionalista, dijo que se debe solicitar la nulidad de dicha ley por inconstitucional, ya que deja en manos del CNE el desarrollo y reglamentación del derecho al sufragio. "Es una ley hueca porque deja enormes vacíos en cuanto a auditoría, constitución de miembros de mesas y observación.

Todo eso quedó en manos de los rectores del CNE.

"El derecho al sufragio es un derecho humano esencial, por lo que su regulación y tratamiento ha debido ser exhaustivo", dijo Apitz, quien admite, sin embargo, que un recurso ante el TSJ difícilmente prosperará considerando que en el país no existe independencia de poderes. Pero hay que hacer todos los intentos y dejar registro de ello ante el mundo.

GUSTAVO GIL
El Nacional

http://megaresistencia.com/megaresistencia/noticias/index.php/section-table/87-nacionales/1044-la-oposicion-esta-urgida-de-unidad-y-de-un-mensaje-efectivo-a-la-poblacion