viernes, 13 de junio de 2008

El Gran Sapo cree que aprendió economía regentando una cantina en un cuartel

Caricatura de Machador



No sé qué carrizo hace el presidente del Colegio de Economistas, pero perdió una buena oportunidad de enmendarle la plana al Sr. Presidente. En efecto, las medidas económicas son excelentes, pero el mismo Chávez demostró que o no las entiende o no cree en ellas, cuando dijo que en Venezuela no hay lugar para la inversión extranjera.

Cuando el Sr. Presidente invita a los grandes empresarios a invertir --“desembucha, Escotet” – pero reniega de la inversión extranjera y de las trasnacionales, solo queda en el más absoluto ridículo, porque en el más estricto sentido económico, toda inversión es extranjera, ya que el capital vuela donde quiere, y además, un viejo principio de la época de Adam Smith dice “el dinero va a donde puede salir”, es decir, que hay ser idiota para invertir en un país donde se acaba de expropiar a Sidor, se arruinó el 40% del producto agrícola expropiando tierras en baja producción, para lograr que no produzcan nada, nadita, se cerró a RCTV, y donde un empresario no sabe, como es el caso de Sanitarios Maracay, si este en un país comunista o un estado de derecho.

Si el Sr. Presidente quiere obtener el apoyo del capital, debe comenzar por entender que este es lo más importante en el proceso económico, y debe protegerse a quienes invierten, y no perseguirlos. Si hubiera estudiado el Capital de Marx, encontraría que fue precisamente la inversión extranjera holandesa la que financió el nacimiento del capitalismo inglés, ya que Holanda fue el primer país capitalista de verdad.

Sin la inversión extranjera, Brasil sería como lo que aun es su Nordeste, un desierto casi subsahariano, y la India tendría 800 millones de miserables en vez de la zona de fuerte desarrollo de Bangalore donde el nivel de vida es casi como el de los EEUU, y los sueldos se han equilibrado con los de Europa y Norteamérica. Bush es mucho más inteligente que Chávez, puesto que llamó a competir a los Europeos para un gigantesco proyecto de suplir a la Fuerza Aérea de un nuevo sistema de recarga de combustible en vuelo, y estos ganaron.

Lo único que importa a las fuerzas armadas más poderosas del mundo es quien le vende el mejor producto, no donde se fabrica y quien es el dueño. Pero volvamos a los únicos tres países de Latinoamérica con algún éxito económico: México y Brasil y Chile. Para los que ignoran las cifras, México exporta un más que Brasil, y productos de más alto contenido técnico, con “know-how” incorporado. Estos tres países, casualmente, permiten el establecimiento de compañías extranjeras libremente, y no hacen diferencia –como Chávez—entre el capital “nacional” y el capital “extranjero”. Esta es una muestra de que en el fondo sigue siendo el Chávez de siempre, un comunista, que tienen la preparación económica de un estudiante de bachillerato con lecturas de izquierda –en el baño.

La economía globalizada no tiene identidad nacional. Por ejemplo, hace unos días leí en el avión de la línea aérea finlandesa un artículo donde se cuenta que el idioma interno de muchas empresas finlandesas, en sus propias oficinas centrales, es el inglés y no el finlandés, ya que de esta forma su fuerza de trabajo es 100% global, no adscrita a un área determinada del planeta. ¿Han tenido éxito los finlandeses? Miren a Nokia, y miren al sistema operativo Linux, diseñado por un Linus Torvalds, quien habla inglés como cualquier norteamericano. ¿Se les perdió algo a los finlandeses al globalizar su economía? Nada, siguen siendo finlandeses y siguen hablando en su idioma que no se parece a nada, pero disfrutan de un nivel de vida superior al de los norteamericanos y al de los franceses e ingleses. Menos mal que Chávez no es finlandés, y que lástima que es venezolano.

Ustedes se preguntarán porque le tengo tanta “tirria” al proceso revolucionario. Mi propia familia fue una víctima temprana de las expropiaciones y el abuso de poder. Tengo seis sobrinas exiliadas en Israel porque en su país, Venezuela, el gobierno le quitó una concesión legal a la empresa Telephónica, en el Aeropuerto de Maiquetía, sin que valiera juez ni recurso de amparo ni Ley de Licitaciones que valga. Hasta se robaron las máquinas y los equipos de telefonía.

Esto fue mucho antes de RCTV pero el principio es el mismo. Hasta le dijeron en su cara a mi hermano, al verlo con el “kipá” de judío, “es que tú no eres venezolano, chico”. Pero resulta que mi hermano si es venezolano, nació cristiano y se convirtió al judaísmo al casarse. El caso podría ser el de usted, su hermano o su primo. Este gobierno es realmente anti-semita, anti-empresario, racista y comunista. Hasta que no sea sustituido por otro gobierno, el país está en peligro. Por eso estoy en esta lucha.

Federico Alves
http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=392862

2 comentarios:

Anónimo dijo...

los señores empresarios que estarian dentro de los parametros exigidos,para el otorgamiento de las divisas preferenciales,tienen fecha de vencimiento para ser beneficiarios de esta prevenda que se les acaba de ofrecer,(31/12/08)¿despues que?;mientras tanto,unos agarran aunque sea fallo,los que quedan por fuera los criticaran,otros trabajaran de corazon,comenzara el divisionismo;por otro lado se investiga todo el negocio, movimientos,contactos,preferencias,valores y rentabilidad,quedando al libre alberdrio la desicion de prorrogar,terminar la concecion,o cambiarla por un monopolio estatal;no escribo para parcialidades politicas;leonardo messenet v.

yetro dijo...

Muy cierto lo que escribes.


Salu2