lunes, 29 de junio de 2009

Agitadores venezolanos mueven grupos de choque

Tarifados chavistas alteran el orden en Honduras... Por ahí debe tener metidas las manos el fulano Rodriguez Chacín....





San Pedro Sula, Honduras

Agitadores profesionales han llegado al país para mover grupos de choque que creen caos en el país.

Unas 500 personas protestan en el parque central de San Pedro Sula, atentado contra la libertad de expresión.

A un camarógrafo le fue arrebatada su cámara de video y destruida por la turba. También golpearon a un fotógrafo del diario La Tribuna que cubría la manifestación en el lugar.

Mientras, en El Progreso, unas 800 personas han cerrado el paso por el puente La Democracia, quemando llantas y lanzando consignas izquierdistas en el país. Aquí arrebataron la cámara de video a un camarógrafo de la Corporación Televicentro y quebraron los vidrios a un vehículo que llevaba el rótulo de prensa.

En La Ceiba, el Bloque Popular y algunos dirigentes magisteriales se reúnen para definir a dónde llevarán una marcha contra la salida del ex presidente Manuel Zelaya del país.

Zelaya fue separado de su cargo por actos irregulares y poner en peligro el Estado de Derecho, según el decreto Legislativo aprobado por el Congreso Nacional.

El ex mandatario fue arrestado por llevar a cabo una consulta popular que llamaba a una Constituyente, a derogar la actual Carta Magna y permitirse la reelección. Esto había sido declarado ilegal por la Corte Suprema de Justicia, pero Zelaya insistía en el proyecto.

El cambio de política de Zelaya, hacia la corriente chavista del suramericano Hugo Chávez, mantenía en zozobra a los hondureños.

El Congreso juramentó la tarde del domingo a Roberto Micheletti como nuevo Presidente de la República, quien se comprometió a celebrar elecciones generales el 29 de noviembre próximo.


La Prensa.hn, Honduras

http://laprensa.hn/Ediciones/2009/06/29/Noticias/Agitadores-venezolanos-mueven-grupos-de-choque



Turbas alteraron los nervios de sampedranos

Los ánimos estuvieron caldeados por la mañana. Por la tarde, la calma retornó



San Pedro Sula. ,

Honduras

El parque central de la capital industrial fue ayer el escenario que los seguidores de Manuel Zelaya usaron para reclamar el regreso de éste a la Presidencia.

Desde las 6.30 am, cuando se anunció la “desaparición” del otrora Presidente, la tensión se apoderó de muchos ciudadanos que recordaron escenas violentas del pasado.

El estruendoso ruido de los aviones F-5 surcando el espacio terminó de poner nerviosos a quienes por radio, televisión y páginas web seguían paso a paso los pormenores de la destitución del mandatario.

La mañana de ayer quedará en la historia porque hasta el alcalde Rodolfo Padilla Sunseri fue detenido y custodiado en la 105 Brigada de Infantería, confirmó su esposa Laura de Padilla, aunque esa versión fue desmentida por los jefes militares.

Vecinos de muchas colonias y barrios quedaron incomunicados porque se produjo un apagón desde las siete de la mañana, el cual se restableció luego del mediodía.

En las estaciones gasolineras, muchos andan desesperados abasteciéndose de combustible y algunos supermercados y negocios están abarrotados.

La mayoría de ciudadanos atendió la indicación de no salir de sus casas. Las calles en algunos sectores estaban desoladas.

Ciertas personas se arriesgaban a pasar frente al parque central, donde turbas enardecidas destruían los quioscos de venta de periódicos y obligaban a comerciantes a cerrar.

Peligrosa amenaza

Algunos seguidores de la “cuarta urna” y la encuesta que pretendían aplicar ayer sobrepasaron los límites de la tolerancia.

Airados llegaron a agredir e insultar a periodistas, fotógrafos y camarógrafos.

Las urnas de la consulta popular fueron instaladas desde muy temprano en el parque central, donde se concentraron y se olvidaron de la encuesta.

Los conductores cuyos vehículos no iban identificados con la cuarta urna eran insultados.

Negocios que tradicionalmente abren el domingo no lo hicieron, pues el centro fue escenario de manifestaciones debido al decomiso de material de la consulta en los cantones.

Un grupo de periodistas, fotógrafos y motoristas de diario La Prensa fueron amenazados durante la cobertura de la crisis política en el país.
El conductor de un turismo Toyota Corolla con placas PCE 9473 que circulaba por la primera calle sacó por la ventanilla de su auto una camiseta de la “cuarta urna” y un arma nueve milímetros envuelta, amenazando al equipo periodístico.

Dentro del vehículo iban un menor y otro adulto. El conductor irresponsable fue seguido por policías motorizados tras ser reportado.

En el parque central, los activistas de la cuarta urna, al percatarse de la presencia de reporteros, les pidieron que se retiraran porque no respondían.

Un hombre se acercó a una de las comunicadoras y le dijo que era mejor prevenir. “Mejor váyase porque aquí andan compañeros que son capaces de lincharlos”, dijo.

A los fotógrafos y periodistas les tomaron fotografías como para tener un registro. A uno de los reporteros gráficos intentaron quitarle la cámara.

En el sector de Cofradía, grupos se dedicaron a insultar, lo que contrastó con el ejemplar comportamiento que mostraron los pobladores en sectores como Satélite, Rivera Hernández, Chamelecón y la zona norte de la ciudad.


http://laprensa.hn/Apertura/Ediciones/2009/06/29/Noticias/Turbas-alteraron-los-nervios-de-sampedranos