sábado, 13 de diciembre de 2008

Macacus Rhesus enfrenta jodido dilema económico



El presupuesto del gobierno venezolano para el 2009, aprobado esta semana por la AN en $77,000 millones, podría resultar inmanejable y generar un enorme déficit fiscal incluso si el petróleo se estabilizara en $60 por barril para el año entrante, advirtieron expertos y analistas.

De acuerdo con el proyecto de presupuesto aprobado por la Asamblea Nacional el jueves, el gobierno del presidente Hugo Chávez estimó un precio promedio de $60 dólares por barril de crudo, una cifra por encima de las previsiones de los organismos internacionales, y casi el doble del precio que la mezcla venezolana registró al cierre de esta semana, de $31,36, el más bajo en cuatro años.

Va a ser una caída importante de los ingresos y el impacto va a ser muy grande”, dijo a El Nuevo Herald el economista José Guerra, académico de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

El déficit presupuestario podría superar el 40 por ciento el año entrante, de acuerdo con estimaciones independientes, y el Gobierno podría verse obligado a aplicar medida impopulares como la devaluación monetaria o el aumento de impuestos.

Guerra detalló que en círculos económicos del gobierno ya se están mencionando varias medidas de emergencia, entre ellas la de reactivar el impuesto al débito bancario, que podría tasar medio punto por cada transacción bancaria realizada, y aumentar el impuesto a las ventas (IVA), actualmente en 9 por ciento, hasta un máximo de 13 por ciento.
Otra de las medidas consideradas, según el economista, es la reducción del cupo de dólares para viajeros, actualmente limitado por el sistema de control de divisas vigente a $5,000 por persona por año.

La medida más “peligrosa” de todas las sopesadas por el gobierno hasta ahora, de acuerdo con Guerra, que fue economista jefe del Banco Central de Venezuela, sería la utilización de las reservas internacionales para financiar el deficit presupuestario, una decisión que “agudizará el proceso inflacionario”.

Las reservas internacionales bajaron esta semana a $38,302 millones, unos $1,500 millones menos que el mes anterior. Si el gobierno comienza a sacar dinero en enero para financiar el déficit fiscal, las reservas podrían llegar a un nivel crítico en un máximo de nueve meses, precisó el experto.

A pesar de la urgencia de enfrentar potenciales escenarios negativos, sin embargo, el Gobierno no anunciará ninguna medida en el corto plazo, pronosticó Guerra.

No van a tocar nada del tema económico hasta después del referendum” sobre la enmienda de la reelección presidencial, advirtió el economista, para evitar un impacto negativo entre los electores.


Según el analista económico Robert Bottome, que preside la firma Veneconomía, con sede en Caracas, la estimación del precio del petróleo en $60 por barril, generaría $43,200 millones en el 2009 si se toma en cuenta una producción real de 2 millones de barriles por día, lo que representaría apenas el 55 por ciento de los ingresos presupuestarios.

“Cualquier ejercicio de números te dice que estamos ante una situación económica gravísima para 2009”, dijo Bottome en una entrevista con El Nuevo Herald.

El experto estimó que el déficit presupuestario que el gobierno deberá encarar el año próximo se ubicará entre los $25,000 millones y los $30,000 millones, “‘una cifra inmanejable”.

Bottome consideró también que la falta de anuncios económicos previsibles por parte del gobierno chavista, genera un mayor nivel de incertidumbre porque “o no saben lo que van a hacer, o sí saben pero no quieren decirlo hasta tanto terminemos con la enmienda”.

En todo caso, afirmó Guerra, “la bonanza, el crecimiento de los últimos dos años que experimentó el país, eso ya se acabó, ese ciclo terminó”.

Casto Ocando
El Nuevo Herald