miércoles, 17 de diciembre de 2008

Precios del crudo en caída libre


La histórica reducción de la producción por parte de los miembros de la OPEP se reveló inútil: las cotizaciones del crudo cayeron por debajo de los 40 dólares el barril poco después del anuncio.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de WTI (West Texas Intermediate, el "light sweet crude" negociado en Estados Unidos) para entrega en enero cayó a 39,88 dólares, su nivel más bajo desde el 14 de julio de 2004 y terminó la sesión a 40,06 dólares, una baja de 3,54 dólares con relación a su cotización de cierre del martes.

En Londres, el barril de Brent terminó en baja de 1,12 dólares, a 45,53 dólares.
"No es sorprendente" dijo James Williams, de WTRG Economics.

Esta baja sobre un objetivo oficial de producción de 27,3 millones de barriles diarios, la tercera en cuatro meses, es la más importante desde la introducción de cuotas en 1982.

Pero según Williams, "una cosa es decir que van a reducir la producción, pero lo que cuenta es hacerlo".

"Los operadores no creen que la reducción sea tan importante como se anunció", estimó.

Además, "la economía se degrada cada vez más, lo que significa un menor consumo de productos petroleros", advirtió el analista.

Para Thierry Lefrançois, de Natixis, "es decepcionante que Rusia y otros países no miembros no hayan participado del esfuerzo".

Si bien Rusia y Azerbaiyán, invitados a Orán, dijeron estar listos para recortar su producción, no hubo ningún acuerdo formal. Pero más aún, Moscú descartó la idea de una adhesión a la Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP, pese a las declaraciones en ese sentido del presidente ruso Dmitri Medvedev la semana pasada.

Los observadores del mercado estiman de todas formas que la baja anunciada no bastará para compensar el retroceso del consumo mundial, causado por la crisis económica.

"El mercado está centrado en la caída de la demanda y reducir la producción no va a cambiar esa tendencia", estimó Phil Flynn, de Alaron Trading.

"La economía se degrada más y más, lo que significa un consumo de productos petroleros más débil", observó James Williams.

Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), la demanda mundial de petróleo ha retrocedido en 2008 por primera vez en 25 años.

Y si la AIE, que defiende los intereses de los países industrializados, estima que la demanda va a crecer el año próximo, la mayoría de los observadores, incluido el gobierno de Estados Unidos, piensan todo lo contrario.

Una señal de la espectacular inversión de tendencia del mercado petrolero es que los analistas del banco Goldman Sachs, que hace pocos meses consideraban posible un nivel de 200 dólares, dicen ahora que el barril puede caer próximamente a 30 dólares.

Las cotizaciones, que habían superado los 147 dólares el 11 de julio, perdieron luego más de dos tercios de su valor.

El stock de productos petroleros, otro índice de la baja de la demanda, aumentó mucho más que lo esperado por el mercado la semana pasada en Estados Unidos, según las cifras publicadas el miércoles por el Departamento de Energía.

En las cuatro últimas semanas, el consumo de productos petroleros de los estadounidenses registró un retroceso de 4,9% con relación a un año antes.

El consumo de gasolina retrocedió 2,7% a pesar del hundimiento del precio final al consumidor: la semana pasada la gasolina valía 1,659 dólares el galón (3,785 litros) en promedio, contra 4,11 dólares en julio (-60%). Es preciso remontarse a febrero de 2004 para encontrar precios tan bajos.

Cadena Global/AFP

1 comentario:

Clausewitz dijo...

Hola, amigo. Yo lo escribí en el blog una encuesta sobre la dictadura de Castro y sobre su visita a Brasil. Yo ficaría feliz de tener su voto. Si es posible, a publicar a tus amigos. ¿Está bien? Un abrazo