jueves, 21 de mayo de 2009

Corrupto despelote. Pdval, Mercal y CASA hablaron con las navieras para que no cobren las moras por los contenedores que tienen en Venezuela.


Runrunes


Alto

Acoso y persecución. Tras los virulentos ataques contra mi persona por parte de tres altos funcionarios del régimen se han iniciado en mi contra al menos 2 procesos penales por difamación. Ninguno de los procesos tiene base alguna.

Uno de los acusadores es el diputado Reinaldo García, quien reclama cómo lo habrían incriminado en la incursión en la sinagoga y los demás también hacen alusión a afirmaciones que no provienen de mí. La perversa intención es sustentar una medida cautelar y encarcelarme preventivamente, sin juicio previo, creando artificialmente las condiciones del parágrafo primero del artículo 262 del COPP.

Es decir, acumular varios procesos en mi contra para que no proceda el juicio en libertad, aun cuando en esos juicios no haya participado la Fiscalía y sean completamente descabellados.

Ante lo que hemos visto recientemente -denunciado ante la Asamblea Nacional por el diputado Ismael García en el caso contra Manuel Rosales-, cuando a los jueces designados se les envía un CD con instrucciones y libelos incluidos desde las “alturas judiciales” no queda nada que demostrar o argumentar en defensa propia cuando la orden es criminalizar a la disidencia y a quienes en ejercicio de la libertad de información denunciamos la corrupción, el doble lenguaje “socialista”, la ineficiencia, la delincuencia y el atropello a los derechos humanos.


La columna por la que me llevan a juicio fue publicada el pasado 5 de febrero de este año: “SINAGOGA.El asalto y profanación del templo judío de Maripérez -con rechazo nacional e internacional y al que nos sumamos desde el primer momento que lo supimos- apenas comienza a arrojar luces en su investigación.

Junto a la hipótesis de complicidad interna de un vigilante surgió la posible participación de un policía que estuvo en aquel allanamiento del Club Hebraica en diciembre de 2007 justo antes de otro referendo.

El cerebro de la perfecta incursión, disimulada con la apariencia de ser de un colectivo rojito, buscaba en la caja fuerte presunta información sobre el Mossad -abreviación por la que se conoce el Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales de Israel (Hamosad Lemodi’ín Uletafkidim Meyujadim)- y sus operaciones en Venezuela. Torpezas de quienes quieren ser más chavistas que Hugo I.

Lo grave es que se llevaron toda la información de la comunidad judía sefardí que colabora mensualmente con su diezmo al mantenimiento de sus obras sociales. Perfecta lista para los secuestros cotidianos.

La intención de echarle la culpa a la oposición se les cayó de plano. Por eso cambiaron ayer el discurso ante la ineptitud para desligarse del apoyo a la anarquía, pues un informante, que ya cobró, acusó al diputado Reinaldo García de presuntamente haber comandado el grupo en el que habrían participado miembros de la PM.

Por eso las dos patrullas que vieron los vecinos en los alrededores mientras consumaban el hecho. ¿Llegarán al fondo? ¿No es extraño que si esto salió hace tres meses sea ahora cuando sin ejercer derecho de réplica, o hacer una aclaratoria pública en su momento, vengan de frente con la demanda? Debo decir que el citado diputado participó en la toma del Palacio Arzobispal de Caracas este mismo año, apareció en las “plantillas” de empleados que bajo sus órdenes pagaba la Alcaldía Mayor de Juan Barreto y ha sido acusado, entre otros, por el dirigente Carlos Melo, de comandar grupos armados que obedecen instrucciones del canciller Nicolás Maduro.

Preguntó yo: ¿no será que la rabia pública demostrada contra este columnista por el conductor de la política exterior el pasado lunes 11 está motivada por el hecho de haber conseguido y publicado el 2 de abril el documento donde un miembro de la comisión negociadora con Colombia acusa a los otros dos integrantes de la misma de comprometer el territorio venezolano en un acuerdo dañino a nuestros intereses patrios?

¿Sería que la jalada presidencial de orejas fue tan dura que la quiere traspasar a este simple escribidor? Por cierto, si como dice un panfleto que sacó el Minci todo esto del Golfo fue una lucubración mía, entonces, ¿por qué botaron a los tres miembros y nombraron reemplazos?…

Medio


Nada Kisher. A pesar de la “diligencia” en hallar los culpables del caso de la sinagoga hay muchas preguntas sin respuestas todavía: Son varios los detenidos que siguen alegando no tener nada que ver con el asunto.

Incluso funcionarios del Cicpc acusan a su director de haber buscado “chivos expiatorios” entre aquellos funcionarios que como la detective Yadira no querían ponerse la chaqueta roja en vez de la negra; la aparición en una plaza pública de 23 de Enero -a las once de la mañana- de la computadora de escritorio robada en la sinagoga sin que nadie la hubiera visto ni fuera tentado a llevársela resulta extraño y el vigilante acusado dice haber recibido el préstamo solicitado al rabino desvirtuando así que el hecho lo hubiera motivado su molestia por no dárselo.

Colateralmente ese mismo caso permitió saber que un funcionario del Cicpc de apellido Marín fue despedido al no prestarse a mostrar un video montado y editado donde aparecían estudiantes de la Universidad Metropolitana “encendiendo” el cerro Ávila para por ese montaje llevárselos presos. Cada vez hay más información a pesar de las persecuciones a las fuentes. Menos mal…

¿Anti Cristo? Cada cinco años la Santa Sede obliga a los obispos de todo el mundo a lo que se denomina “Visita Ad Limina Apostolorum” para presentar cuentas de sus actuaciones y ponerse al día con los asuntos de la Iglesia.

Varios obispos venezolanos ya viajaron a Roma, pues la reunión comienza este fin de semana pero hay una docena de ellos a los que el Gobierno no les ha otorgado su pasaporte a pesar de que el propio nuncio apostólico escribió al viceministro del Interior solicitándolos.

Los desplantes a la jerarquía eclesiástica no se han hecho esperar. Al obispo de Puerto Ayacucho lo hicieron venir a Caracas a la sede principal de la Onidex y tras hacer antesala por 8 horas le dijeron que lo llamarían otro día. Al representante papal no le atienden en la Cancillería pues saben que solicita su intermediación para que los prelados puedan cumplir el compromiso con Roma…

Bajo

Corrupto despelote. Pdval, Mercal y CASA hablaron con las navieras para que no cobren las moras por los contenedores que tienen en Venezuela. Hay unos 6.000 contenedores -algunos refrigerados- con más de 200 días de mora cuando cada 24 horas rondan entre 100 y 150 dólares para las navieras.

El chantaje es que no deben cobrar esta mora o les quitan los permisos de atraque. Muchos de estos contenedores no se sabe dónde están, pues fueron mandados a lugares sin registro y ahora nadie sabe su ubicación. Algo que ya aquí denunciamos hace unos meses…



Nelson Bocaranda Sardi
El Universal