lunes, 4 de mayo de 2009

“Si el gobierno jugara limpio, no tendría por qué temer ‘profundos conflictos’, pero todo indica que el gobierno no pretende jugar limpio“,


En su editorial de hoy publicado en el diario Tal Cual, Teodoro Petkoff advierte sobre la intención del Gobierno Nacional de realizar cambios sustanciales en la relación obrero-patrono sin consultar a los trabajadores, por miedo a “profundos conflictos”.

Para Petkoff los documentos que el Instituto Nacional de Estudios sindicales (Inaesin) hizo públicos la semana pasada, son la demostración de que el Gobierno quiere hacer grandes cambios en las relaciones obrero-patronales.

“Uno de ellos es el acta o minuta de la reunión realizada el 3 de marzo pasado, entre los ministros María Cristina Iglesias, Jorge Giordani y Alí Rodríguez, el ex ministro y actual director del Banco Central José Khan y los señores Ricardo Dorado y Elio Colmenares. El otro, “Políticas Laborales y Negociación Colectiva”, alude, precisamente, a los temas al que su título se refiere”, agregó.

Indica que llama la atención que la ministra Iglesias “apunta que en el diseño de las nuevas políticas habría que ‘concertar acuerdos en el nivel superior’ (nunca en el nivel de abajo para evitar profundos conflictos)”.

Al parecer, según acota Petkoff, esa aseveración fue aceptada por todos “los contertulios”. “Así pues, el gobierno ’socialista’, ‘participativo y protagónico’ teme discutir abiertamente con los trabajadores sus planes para el sector y prefiere una encerrona ‘en el nivel superior’ antes que ir al ‘nivel de abajo’ por temor a que si ‘los de abajo’ conocieran lo que contra ellos se trama, pudieran generarse ‘profundos conflictos’”.

Petkoff considera los trabajadores, “sindicalizados o no”, lo primero que tienen que hacer es exigirle al Gobierno que abra un debate “amplio y profundo en relacion con sus planes”.

Si el gobierno jugara limpio, no tendría por qué temer ‘profundos conflictos’, pero todo indica que el gobierno no pretende jugar limpio“, agregó.

Aclara que lo que se puede deducir de la reunión citada, es que pretenden imponer “a la brava” un modelo nuevo de relaciones obrero-patronales y realizar “modificaciones sustanciales en la contratación colectiva con el Estado-patrono, que podrían producir considerables cambios en las condiciones laborales del país”.

Advierte que no sólo no se tomaría en cuenta a los interesados sino que se les obligaría por la fuerza a aceptar las nuevas condiciones.

“En las ‘conclusiones’ de la reunión se resumen algunos planteamientos dignos de ser debatidos. Por ejemplo, se habla de ‘justicia social tendiente a la igualación de remuneraciones y beneficios’. ¿Igualación por arriba o por abajo?“.

Sin embargo, para Petkoff pareciera que el Gobierno quiere igualar hacia abajo, “sobretodo si ya voceros del chacumbelato han denunciado la ‘progresividad’ de las conquistas laborales como contrarias a la ‘igualdad’.”

Por otro lado, comenta que también está planteado la creación de una “Comisión Nacional de Negociaciones Colectivas (…) que asegure el cumplimiento de la política en cada proceso de negociación”.

Se cuestiona entonces si es que los sindicatos no contratarán con el patrono directos sino con el gobierno, “¿Qué significa exactamente eso de “Asegurar el cumplimiento de la política”? ¿Obligar a los trabajadores a aceptar las condiciones que el gobierno imponga, con amenazas como las de despidos masivos a lo Pdvsa?”.

“¿Qué significa exactamente eso de que “Los contratos colectivos deben ser instrumentos para la construcción del socialismo? Como se ve, el cielo se encapota en el mundo laboral”.

La encerrona
Editorial Tal Cual


http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/43682/el-gobierno-teme-que-dialogar-con-los-trabajadores-genere-profundos-conflictos/