domingo, 9 de noviembre de 2008

Luis Vicente León, Director de Datanálisis, presenta hoy una radiografía de la situación electoral


Luis Vicente León, Director de Datanálisis, presenta hoy una radiografía de la situación electoral en una entrevista de Jolguer Rodríguez Costa en el diario “El Tiempo” de Puerto La Cruz.

Esta es la entrevista:

Antichavista confeso, objeto de críticas -“hasta de mis amigos”- a la hora de arrojar cifras que no son del agrado de su mundo social, Luis Vicente León es un apasionado de los diagnósticos inequívocos. “Las cuatro grandes encuestadoras nunca se han equivocado”.

El estadístico -que dirige una de ellas- vuelve a exponerse, al señalar que, de ganar sólo Carabobo, Zulia, Nueva Esparta y Sucre -como hasta ahora está proyectado-, los sectores adversos al gobierno celebrarían un triunfo “bastante pobre”.

Sin mejoría

-¿Ha seguido fluctuando la oposición en las encuestas?
-En enero dijimos que tenía la opción de pelear hasta diez gobernaciones, que no significa que iba a ganarlas, mientras Chávez ganaría dos tercios de los puestos de elección popular. Pasa que Chávez sacó del juego a un grupo de opciones que eran favoritas. Así, en mayo, a raíz de las inhabilitaciones, se contrajo el panorama de pelea electoral.

-¿Traumatizó esto a la oposición?
-Le complicó el panorama. Depende de la oposición; hay una que es la gente que se opone a Chávez y otra de liderazgo político, que jugó extraño ante las inhabilitaciones. Hubo fiestas tanto en el gobierno como en la oposición, donde algunos vieron abrirse sus campos ante la salida del otro.

-¿Se ha recuperado la oposición?
-No está mejor que en junio.

-¿Hasta qué punto es bueno tanto triunfalismo?
-Es una estrategia para entusiasmar a los electores y motivar la posibilidad de un triunfo. Se han definido los espacios donde tiene una opción de lucha relevante, aunque no sean las diez que se planteaban en enero pasado. Pero el cuento de que la oposición ganará corrido la mayoría de los estados, es pura paja. Está en una frontera muy delgada para obtener un éxito relevante.

-¿En dónde ganaría la oposición?
-Claramente, en Zulia, Carabobo, Nueva Esparta y Sucre, que no son estados secundarios. Sólo los dos primeros representan un buen tercio de la población venezolana. Estratégicamente son los dos polos industrial y petrolero del país. Fuera de Caracas, sus capitales son las ciudades más importantes de Venezuela.

-¿Cuáles son las posibilidades en Caracas?
-Cuatro a una. La única que está ganando el gobierno con cierta ventaja es la Alcaldía de Libertador. Allí hay peleas, como en Miranda, donde el candidato opositor tiene fuerza y era el favorito cuando la oposición estaba dividida. Es un candidato atractivo para los no alineados políticamente (ninis). No es una pelea fácil, pues allí Chávez tiene un interés particular, ya que se está peleando con el gobernador. Y los gobernadores siempre tienen dinero y recursos. Para él, sería una desgracia perder Caracas. Por otro lado, hay la ventaja de que la evaluación de Diosdado Cabello no es tan buena. Además, ayudan a Capriles la fuerza de sus candidatos en los municipios capitalinos, como Chacao, Baruta y El Hatillo y, sobre todo, el cambio de tortilla en Sucre, donde Carlos Ocariz es favorito.

-¿Ganaría Ocariz en el municipio Sucre?
-Tiene 12 a 14 puntos de ventaja.

-¿Y la Alcaldía Mayor?
-No puedo analizar este caso, ya que Antonio Ledezma entró muy al final en la campaña y está creciendo significativamente, mientras Aristóbulo Istúriz sigue siendo muy fuerte. No estoy seguro de que se capitalice la fuerza de Leopoldo López. Este caso y el de Anzoátegui no están muy claros.

-¿Por qué Anzoátegui es tan problemático electoralmente?
-Es un estado digno de mayor análisis, ya que las divisiones en la oposición son un tanto extrañas. Aparentemente la opción favorita es la de Gustavo Marcano, pero Benjamín Rausseo se mantiene en el juego, lo que hay que analizar cuantitativa y cualitativamente. Mientras el Conde se mantenga como candidato la situación se complicará aun más para la oposición.

-¿En cuáles otras entidades la cosa está peleada?
-En Táchira, Mérida, Bolívar y, por lo expuesto, en Anzoátegui.

-¿En cuáles gana el chavismo?
-Gana corrido en Monagas, Cojedes, Lara, Falcón, Apure, Trujillo, Vargas; luego están los estados que presentan problemas, no con la oposición, sino con los disidentes; como Portuguesa, Barinas y Guárico.

El peso nini

-¿Hasta qué punto los ninis balancearían el panorama?
-Ellos tienen una posición política, aun sin ser chavistas u opositores. Dos tercios de ellos han votado por Chávez en todos los eventos electorales. Como son los más independientes, esperan una propuesta distinta a la del chavismo.

-¿Cambiará la geografía electoral?
-Si la oposición logra ganar Zulia, Carabobo y Miranda, sin meter a Caracas, cambiaría dramáticamente, ya que representan la mitad de los electores.

-¿Cuáles son los imponderables que podrían cambiar el panorama?
-La pelea no está terminada ni para un lado ni para el otro.

-¿Qué podría favorecer a la oposición a última hora?
-Acuerdos de última hora en estados tan complejos como Bolívar y Anzoátegui. Si la crisis económica se hace más perceptual y el futuro se complica y Chávez no puede resolverlo, pudiera haber un voto castigo. Sonará horrible, pero somos como los perritos de Pavlov, cuando sube el precio del petróleo salivamos, pero cuando baja buscamos a un culpable, usualmente el líder. Sin embargo, él tiene, todavía, un margen de maniobra, mucho dinero para maquillar la crisis y puede salir ileso.

-¿Y a Chávez?
-Que cambie la tortilla y la oposición pierda Miranda y Zulia, y se destruya.

-¿Podría perder la oposición el Zulia?
-En política todo es posible y nada está escrito. Faltan pocos días y hay miles de ejemplos donde han sucedido cosas así. Chávez esta utilizando la última estrategia de emergencia para impedir que la oposición triunfe, sobre todo en Miranda.

-¿Realmente las encuestas lo tienen desesperado?
-Puede estar nervioso y reacciona porque está perdiendo Zulia, Carabobo y se está compitiendo en Miranda y tiene tres estados disidentes. Su iracundia es absolutamente deliberada y correcta desde el punto de vista funcional, así sea horrenda.

-¿Eso le augura buenos resultados?
-Hay tres aspectos fundamentales: La evaluación de la gestión presidencial, el nivel de confianza en el líder y la definición política del elector. La popularidad no es endosable.

-¿Es Chávez el mismo portaviones de antes?
-Lo es cuando mezcla la popularidad con la confianza. Cuando confío en ti, además de que te quiero, estoy dispuesto a aceptar una recomendación tuya. Otra cosa es que te quiera y ya no confíe en ti, y baje la capacidad que se tiene para endosar. Hasta hace dos años, Chávez tenía popularidad y confianza; hoy tiene popularidad pero no confianza, por lo que su capacidad como portaviones se ha ido debilitando dramáticamente.

-Pero le levanta la mano a los candidatos del Psuv e insulta a los disidentes.
-Porque radicaliza, porque está planteando un plebiscito. Está llevando la elección, del plano de recomendarte un alcalde o gobernador míos al plano de ´vota por mí`, ya que estás defendiendo a la revolución y protegiendo a Chávez de los asesinos, los golpistas y el imperio. Tu no estás votando por Jesse Chacón, ni por Diosdado Cabello ni Tarek…!estás votando por Chávez, por la revolución y la reforma! Así, se olvida el problema de Enrique Mendoza, del portaviones y conviertes el proceso electoral regional en una elección presidencial.

-Siendo así, ¿cuánto porcentaje se llevaría el chavismo?
-Chávez tiene 57 % de aceptación popular. De ganar más de 50% de gobernaciones y alcaldías no tendría tanto poder, ya que, anteriormente, llegó a ocupar más de 90% de ellas. Insisto, él se debilitaría si la oposición le quita Miranda y Carabobo, más aún si también gana Anzoátegui y Táchira. No importa que Chávez gane el 70% de los puestos de elección popular.

-¿Y el caso de Yaracuy? (El TSJ no había dejado a Lapi fuera de la pelea electoral)
-Es un estado complejo, porque puede ganar Eduardo Lapi. Pero Lapi es un prófugo y no puede venir a tomar el poder. Si Lapi gana sería un golpe para Chávez. Y eso puede pasar.

-¿Cuál es su cuadro político luego del 23-N?
-Hay ocho entidades claves en Venezuela: Carabobo, Caracas, Aragua, Miranda, Lara, Anzoátegui, Táchira y Zulia, que reúnen al 70% de la población, y Barinas, por ser simbólico y familiar a Chávez. Táchira y Anzoátegui son los menos claros. Hasta ahora veo la cosa tablas, cuatro y cuatro, que de por si es algo inestable. De ganar sólo Carabobo, Anzoátegui, Nueva Esparta y Sucre sería una victoria bastante pobre para la oposición. Tendría que ganar, además, Anzoátegui, Miranda y Táchira. No sería una victoria numérica sino simbólica. Si la oposición pierde lo que está tablas, lo pierde todo.


http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/19778/los-analisis-y-pronosticos-de-luis-vicente-leon-para-el-23-n/

1 comentario:

Atheistisch dijo...

En líneas generales muy buena la apreciación, sólo que está pelao en Anzoátegui, Bolívar, me consta que gana Chávez, de calle y en Miranda la oposición no tiene tanto chance como creen tener.