lunes, 16 de marzo de 2009

Barrios rechazan cierre de Empresas Polar





Siete de cada diez habitantes de los sectores populares de la Gran Caracas se muestran en desacuerdo con una eventual medida de cierre por parte del Gobierno Nacional contra Empresas Polar.


Asi se desprende de una investigación realizada por el Monitor de Opinión Pública de la Asociación Civil Radar de los Barrios. El universo investigado fue “habitantes de sectores populares ubicados en el Municipio Sucre del Estado Miranda y en el Municipio Libertador del Distrito Capital”. La muestra fue de 500 viviendas, el muestreo utilizado fue polietápico y estratificado (ubicando al interior de los barrios las diferencias entre las familias que se encuentra en situación de pobreza moderada y aquellas que se encuentran en situación de pobreza extrema) y el margen de error estimado es 3,5 %. Atendiendo a su peso demográfico, una quinta parte de la muestra estudiada fue ubicada en barriadas populares del Municipio Sucre, concretamente en las parroquias Petare, Caucaguita, Fila de Mariches y La Dolorita, y cuatro quintas partes de la muestra estudiada se ubicó en barriadas del Municipio Libertador, específicamente en las parroquias 23 de Enero, Antímano, Caricuao, Coche, El Junquito, El Recreo, El Valle, La Pastora, La Vega, Macarao, San Agustín, San José, San Juan, Santa Rosalía y Sucre. En el caso de la parroquia El Recreo las viviendas incluidas en la muestra estuvieron en la zona de Simón Rodríguez, Pedro Camejo y Pinto Salinas, en tanto que en la Parroquia Santa Rosalía se incluyeron viviendas ubicadas en los barrios de esta parroquia que limitan con la parroquia El Valle, como el sector Los Cocuyos.

72 % de la muestra total investigada se pronunció en contra de un posible cierre por parte del Gobierno Nacional contra Empresas Polar, 17 % estuvo de acuerdo con una eventual medida de cierre contra este grupo empresarial y 11 % de los consultados se acogió a la fórmula “No sabe-No contesta”. Sin embargo, los números varían un tanto cuando desagregamos la información por sexo, edad, nivel socioeconómico y filiación política. En efecto, al desagregar la información por sexo las mujeres fueron más contundentes en su rechazo al posible cierre de Polar que los hombres (79.2 % de las mujeres estuvo en contra de una medida de esta naturaleza, mientras que 64.8 % de los hombres se opuso a esa posibilidad). Al analizar el comportamiento por grupos de edad encontramos que el mismo es relativamente homogéneo (jóvenes entre 18 y 30 años, y adultos de 30 años y más rechazan la medida en una proporción similar, 70 /30). Al desagregar la información por nivel socioeconómico encontramos que 85 % de los consultados pertenecientes al estrato de pobreza extrema optó por la formula “No sabe-No contesta”. Al desagregar la información por filiación política encontramos resultados que eran de esperarse, y otros que no: 100 % de los opositores se manifestó contra una eventual medida de cierre, 82 % de quienes se identificaron como “Ni-ni” también se opusieron, y un sorprendente 58 % de quienes se identificaron como simpatizantes del proyecto político liderado por el Presidente de la República también rechazaron un posible cierre de Empresas Polar por parte del Gobierno Nacional.

Las tres principales razones escogidas de una lista cerrada por quienes se opusieron a la medida fueron: “Si cierran Polar el gobierno después no respetará la propiedad privada de nadie”, 52 %; “El gobierno no es capaz de hacer productos de calidad como Empresas Polar”, 23 %. “La propiedad privada esta en la Constitución, y el gobierno tiene que cumplirla”, 14 %. La preferencia del restante 11 % de quienes se opusieron al eventual cierre de Empresas Polar se repartió entre otras nueve opciones.

Las tres principales razones esgrimidas por la minoría que apoyó un eventual cierre de Empresas Polar fueron las siguientes: “Si Chávez lo hace el sabrá porqué”, 62 %; “Ellos (Polar) esconden el arroz y lo pintan para venderlo más caro”, 24 %; “Parece que la Polar violó la Ley”, 8 %. En relación a este punto es interesante destacar que las demás razones para apoyar un eventual cierre de Empresas Polar, contenidas en la lista sometida a consideración de los encuestados y referidas a motivaciones de tipo ideológico (como por ejemplo: “Apoyo el cierre de Polar porque estoy con el socialismo”) fueron escogidas por sólo 6 % de quienes se manifestaron a favor de una medida como esa.

El Monitor de Opinión Pública de la Asociación Civil Radar de los Barrios es un grupo de trabajo desarrollado por esta organización no gubernamental con la colaboración de destacados profesionales en estadística para hacer frente a un problema concreto: Por razones de seguridad, por limitaciones logísticas o por una mezcla de ambos motivos, generalmente las empresas encuestadoras (aun las muy serias) suelen sub-estimar, en el sentido estricto del término, la opinión de los ciudadanos que viven en los barrios. La muestra teórica y la muestra real de sus estudios generalmente difieren mucho, por cuanto suelen aplicar la llamada “técnica de sustitución de viviendas” para evitar “poner en riesgo” a sus encuestadores y supervisores. De esta manera, si por ejemplo en un diseño muestral tienen que incluir 12 viviendas ubicadas en el Barrio El Guarataro en la parroquia San Juan, es frecuente que parte o la totalidad de esas viviendas sean “sustituidas” por otras ubicadas al pie de la Avenida San Martín, donde el riesgo de seguridad es menor y también son menores las complicaciones logísticas. Prácticas como estas implican un sesgo en tales investigaciones, y constituyen parte de las causas de resultados polémicos. Por cierto, una de las empresas que no suele incurrir en estas prácticas es el Instituto Venezolano de Análisis de Datos, IVAD, institución que tiene entre sus clientes al Gobierno Nacional y cuyos resultados generalmente son diferentes a los ofrecidos por otras empresas del área.


Jesús Torrealba

http://www.noticierodigital.com/?p=22652