domingo, 22 de marzo de 2009

Loconomía

Este es el único país del mundo donde los ingresos del estado caen en un 50%, dicho por el mismo Chávez en su Aló Presidente, y el presupuesto solo se recorta un 6%. Es como si a uno lo botan del trabajo en un banco y consigue un puestico en McDonalds, pero en vez de ir a Margarita de vacaciones un mes completo, decide “apretarse” el cinturón y “solo” ir 27 días. Las demás medidas económicas son absolutamente inexistentes, y por lo tanto solo puede definirse que las medidas contra la crisis no se han tomado, se han diferido. Les voy a contar un cuento de terror basado en las estadísticas del Banco Central.

En el 2008 se importaron bienes y servicios por $48.000 millones, pero se exportaron casi $90.000 millones en petróleo, ¿Dónde está la diferencia? Se esfumó, porque PDVSA anda con un sombrero pidiendo dinero, anda mendigando $4000 en China y Japón. PDVSA no paga sus cuentas desde hace seis meses. Es decir, durante la bonanza se debería haber incrementado las reservas del país por casi $40.000 millones, pero de casualidad hay 20 y no son líquidos, ya que tuvieron que vender de apuro hasta el oro, que es de todos los venezolanos. No hubo crecimiento neto de reservas en el 2008.

La pregunta es ¿Dónde están los reales? No voy a cometer la payasada decir que lo se, eso no lo sabe nadie fuera del círculo de Chávez, Ramírez y dos o tres más. Pero este gobierno se malgastó, regaló o simplemente se robó sin dejar ni el polvo los excedentes de la balanza de pagos que fueron descomunales en el 2008. Reto a cualquier técnico oficialista a que explique el misterio de cómo un país con unos ingresos excedentarios de aproximadamente $40.000 puede estar a las puertas de la insolvencia. En cuanto a las medidas no-tomadas, este hecho constituye el caso más grave irresponsabilidad fiscal que se conoce de la caída del presidente-cacique Guaicaipuro.

Si ven el cuadro más arriba, pueden observar que las importaciones son de aproximadamente $15.000 millones por trimestre y esto son solo bienes y servicios, hay que sumar los reales para pagar la deuda externa, y los costos de las operaciones de PDVSA en dólares, es decir lo que queda para el país y sus costos de alimentos es casi nada, nadita. Pero, ojo, las exportaciones brutas de petróleo son menos de $10.000 por trimestre basado en lo recibido en último trimestre del 2008. La única forma de adecuar los gastos a los ingresos es devaluar, para bajar drásticamente el consumo de productos importados y favorecer a los manufacturados en el país. Sin embargo, no hay devaluación, y eso solo se puede definir de locura, porque solo retrasa la catástrofe.

Seamos sinceros, la catástrofe es inevitable, pero hay dos maneras de aterrizar un avión en emergencia: en picada o suavecito en una pista de aterrizaje con los bomberos alrededor. Chávez debió devaluar un 100% de inmediato, y generar un “crawling peg” o devaluación programada. En vez de eso, solo anunció un modesto incremento del 3% en el IVA, el cual debería haber alcanzado el 25% como en Dinamarca. Lo peor es que anunció que se va a quedar con los reales de la banca, seguro que obligándola a prestárselo a un gobierno maula.

Eso significa que la banca no va a poder prestarle a la empresa privada, que los intereses van a subir y que cuando llegue el momento de la verdad, estaremos en el fondo de un pozo mirando desesperados a ver quién nos tira una cabuya. Los que se gastaron los $40.000 millones que faltan en las cuentas de Venezuela, se van a hacer los locos. Estábamos al borde del abismo y hemos dado un revolucionario paso hacia delante. ¿Cuánto tiempo más las FFAA van a seguir detrás del Flautista de Hamelín?

Federico Alves
Noticiero Digital

http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=505241