jueves, 12 de marzo de 2009

Piratería "socialista" y crisis económica = barranco


Jesús Casique, es uno de los economistas con más renombre. Su carrera le ha otorgado una credibilidad sostenible en el tiempo y hoy, junto a Noticias24 expuso las cifras que mantienen a la economía de un país al que sólo le quedó el recuerdo de grandes años de bonanza petrolera.


A principios de año -junto a Orlando Ochoa, José Guerra, Víctor Olivo y Oscar García Mendoza-, activó una señal de alarma sobre lo que traería consigo la crisis financiera mundial sobre Venezuela.

En reiteradas oportunidades y a través de diversos medios de comunicación, ha planteado propuestas económicas que ayuden al Gobierno Nacional a sobrellevar la carga económica que -según Casique- ya cayó sobre Venezuela. Hasta ahora, el Gobierno “hizo caso omiso a las advertencias”, dijo.

En aquella oportunidad, aseguraron que la economía venezolana entraría en una recesión a partir del segundo trimestre del 2009, desarrollando -entre otras cosas-, un elevado índice de pobreza para el país.

Sumergido entre cifras, Jesús Casique confiesa no ver una salida “mientras el gobierno del presidente Chávez tenga las riendas del país”. Sus conclusiones son espeluznantes, pues asegura que lo que está sobre Venezuela es el futuro económico más negro y oscuro de su historia.


Las cifras en rojo del Banco Central de Venezuela

El economista Jesús Casique informó que el Gobierno tiene tres fuentes para liquidar recursos que son: inversiones en divisas, disponibilidad en divisas y oro monetario.

Explicó que en el BCV hay aproximadamente 44.000 millones de dólares de encaje legal que constituyen una fuente de financiamiento para el Gobierno, porque emite títulos valores (bonos) a través del ente emisor y luego con los recursos del encaje legal, invierte los títulos valores.

En enero las reservas internacionales cerraron en 29.000 millones de dólares de cuyo monto 17.278 millones de dólares constituyen inversión en divisas, 9.890 millones están en oro monetario y 1.750 millones de dólares son la disponibilidad de divisas en efectivo. El resto es posición con el Fondo Monetario Internacional a través de los derechos especiales de giros.

“Hay que destacar que de esos casi 30.000 millones de dólares, 17.000 millones son inversiones en divisas, por lo que este es un banco central ‘empapelado’”, destacó.

Según Casique, históricamente el BCV siempre ha estado empapelado e invierte en títulos valores porque le tiene que dar un rendimiento a las reservas internacionales. En tal sentido, explicó que anteriormente las reservas internacionales se invertían en letras del tesoro americano “treasure bills” a 30 años, pero al tratar de revisar dichos montos en el portal del ente emisor, no se sabe cuáles son estas inversiones.

“Obviamente estos títulos valores son de Argentina, Ecuador y Bolivia, son “bonos basura”, pero el BCV no los reporta porque generará comentarios más adversos de los que tiene su directorio”, aseguró.

De igual modo, Casique indicó que en las bases monetarias que son las transferencias del Fonden hay 27.000 millones de dólares equivalentes a 54 millardos de bolívares fuertes. Ante estas cifras, Casique indicó que el BCV tiene un patrimonio de 6.500 millones de dólares y si le descuentan 27.000 millones hay un saldo negativo de 20.000 millones de dólares.

“Estamos observando de forma tangible la descapitalización del BCV, esto sin tomar en cuenta que ha transferido 30.583 millones de dólares al Fonden”.

Añadió Casique que la única vez que se descontó un monto de forma correcta de los estados financieros del BCV fue en el 2006, pero lo que corresponde a los años 2005, 2007, 2008 y 2009 no han sido descontadas las transferencias del Fonden.

“Todo esto significa que hay 27.062 millones de dólares pendientes por descontar de los estados financieros del BCV, cuyo patrimonio al cierre de enero de 2009 es de 6.525 millones de dolares, entonces tenemos como resultado un patrimonio rojo por 20.697 millones de dólares”, precisó.

Signos de recesión económica

A juicio de Casique, el ministro de Economía y Finanzas, Alí Rodríguez Araque, sostiene que Venezuela está blindada por las siguientes cifras que presenta:

29.182 millones de dólares en reservas internacionales. En los recursos disponibles en Fonden ha recibido nominalmente 57.745 milliones de dólares, pero sólo hay disponibles 4.000 millones de dólares que tenían antes de la transferencia y los 12.000 millones que recibió en el mes de enero lo que suma 16.000 millones de dolares. Asimismo, existen 12.000 millones de dólares invertidos en títulos valores y otras operaciones por 1.300 millones de dólares.

Indicó además, que todo esto suma los 70.000 millones de dólares que argumenta el ministro Rodríguez, pero aclaró que en “cash” de forma inmediata se cuenta con 1.700 millones de dólares disponibles en el BCV y al cierre de 2008 la posición del sector público cerró por un monto de 20.972 millones de dólares.

“Ante todas estas cifras el Gobierno sólo cuenta con 20.972 millones de dólares en efectivo de forma inmediata, el resto son títulos valores, recursos del Fonden y 1.750 millones disponibles en el BCV”, destacó.

Por otra parte, Casique comentó que la cifra de reservas internacionales ofrecida por Rodríguez es la más alta de América Latina, lo que a su juicio es un comentario muy sesgado, porque las importaciones de Venezuela están en unos 4.000 millones de dólares mensuales aproximadamente.

“Ya estamos en crisis”

Durante el tercer trimestre de 2008 las exportaciones petroleras reportaron un monto de 29.998 millones de dólares, mientras que en el cuarto trimestre de 2008 éstas cerraron en 9.581 millones de dólares, producto de la caída de los precios del barril de crudo, lo que representa una pérdida de 68 por ciento.

“Hay que destacar que el informe del presidente encargado del BCV reportó que las exportaciones petroleras cerraron en 92.927 millones de dólares pero no fue así, pues en la balanza de pagos publicada la semana pasada, éstas cerraron en 87.443 millones de dólares, lo que significa que hubo una disminución de 5.484 millones de dólares en las exportaciones petroleras, mientras que las importaciones cerraron en 48.095 millones de dólares”.

Con respecto al Presupuesto Nacional de 2009, Casique explicó que la recaudación fiscal está estipulada en 36.236 millones de dólares, una meta que a su juicio resulta inancanzable tal como el aporte petrolero que implica 35.924 millones de dólares. “Fue una gran irresponsabilidad la forma en que se aprobó el presupuesto nacional, porque para que Pdvsa reporte 35.924 millones de dólares, en este año tiene que exportar 85.000 millones de dólares y lo que se aportará sólo son 34.000 millones de dólares”.

En cuanto al aporte fiscal del Seniat, explicó que este queda en unos 3.000 millones de dólares mensuales aproximadamente y al cierre de febrero el ente tributario tiene que haber recaudado 6.000 millones de dólares pero sólo obtuvo 4.279 millones de dólares, lo que significa que la recaudación cayó en 30%.

Todo indica que el déficit fiscal para este año está alrededor del 8% del PIB, equivalente a 22.000 millones de dólares, estos son los indicadores que demuestran que la economía venezolana ya está atravesando una situación de crisis”.

Asimismo, Casique afirmó que el Gobierno dispone de un semestre para enfrentar esta situación, pero resulta difícil que se aplique un ajuste cambiario y en vez de eso, las medidas serán fiscales y vía endeudamiento interno, porque a su juicio, una devaluación tiene un impacto social muy riesgoso para el Gobierno.

“Entre dichas medidas está el incremento de 2 puntos en el Impuesto Sobre la Renta, así como en el IVA, que podría ajustarse entre unos 3 ó 4 puntos, de igual modo un 1,5% de incremento en el impuesto al débito bancario y el impuesto a las transacciones electrónicas y para la diferencia de la brecha fiscal, la cobertura será a través de endeudamiento interno”.

Entre otras medidas para aminorar los efectos de la crisis económica está la restricción de divisas por Cadivi, donde según Casique, aquellas personas que no son prioritarias para este organismo tendrán que pasar a un presupuesto paralelo. “Esto generará una presión inflacionaria bien importante porque los precios se tienen que ajustar a un tipo de cambio que no es oficial, es por ello que el ajuste de 5000 a 2500 dólares en el cupo de viajero es una devaluación de facto”.

Agregó Casique que en diez años y un mes de gobierno la inflación acumulada es de 582%, pero lo que más resalta es que la inflación estimada por el Gobierno para este año es de sólo 15%. “Hay que destacar que en el estrato 1 -representado por los más pobres de la sociedad-, la inflación anualizada está en 32% y en el estrato 4 -los más ricos-, está en 28,2%, es decir que todas estas cifras se ubican por encima del 15%”.

Con respecto a la fuga de capitales, Casique indicó que entre 1950 y 1998 este fenómeno en Venezuela implicó 105.619 millones de dólares, es decir, un promedio de 2.200 millones de dólares anuales, y bajo este gobierno alcanzan 113.708 millones de dólares, lo que significa que hay un promedio anual de 11.370 millones de dólares. “Anualmente con este gobierno se ha fugado 5 veces más capital que en forma interanual en 48 años”.

Programa económico

Para la reconstrucción de la economía nacional, Casique propone la autonomía del BCV y demás instituciones del Estado y en materia monetaria tienen que efectuarse una serie de ajustes, como la rectificación de las tasas de interés y el tipo de cambio, que ha generado todas estas distorsiones en el mercado interno.

“Un programa económico tiene que comenzar por el orden monetario y fiscal, pues resulta inconcebible que el ministro de Finanzas diga que la inflación es estructural, y de ser cierto, pues debería cerrarse el BCV”, enfatizó.

Asimismo, Casique explicó que las empresas que están en manos del Estado deben ser privatizadas y debe democratizarse el capital a través de Pdvsa, donde todos los venezolanos tengamos acceso a la renta petrolera y no a través de misiones que discriminan a una población bien importante del país.

Por otro lado, con la iniciativa de seguir aportando conocimientos que ayuden a desarrollar proyectos económicos de calidad, Jesús Casique junto a otros especialistas de la economía venezolana, ofrecerán el próximo 26 de mayo, en el Hotel Paseo Las Mercedes, un foro en el que se prevé debatir los principales escenarios de la economía venezolana y el caso Stanford Bank. Para mayor información, puede visitar la página principal de Capital Market Finance o comunicarse a través del número (0212) 580.88.78.


Juan Carlos Pérez M./ Iralyn Valera

Noticias24

http://www.noticias24.com/entrevistas/noticia/183/asegura-que-ya-estamos-en-crisis-y-vislumbra-un-panorama-aun-mas-oscuro/