martes, 10 de marzo de 2009

“¿Por qué manipula diciendo que pagar un salario de tres millones implica quitarles sus becas de 500 mil Bs. a las “Madres del Barrio?"


“¿Por qué (el presidente Chávez) manipula diciendo que pagar un salario de tres millones (que no es una “gran vaina”) implica quitarles sus becas de 500 mil Bs. a las “Madres del Barrio”? ¿Por qué inventa que a los trabajadores de Guayana, sus empresas les pagan y regalan la compra de vehículos y seguros?”


Estas son algunas de las preguntas que intenta responder este martes el periodista Damián Pratt en su columna del Correo del Caroní. La teoría de Pratt es que el presidente Chávez tiene un plan estratégico, el de liquidar al movimiento sindical independiente, “en especial a sus conquistas laborales establecidas en los contratos colectivos.”

De esta manera, asegura Pratt, el gobierno evadiría “sus culpas” y convertería “el problema en una guerra donde hay un enemigo: los sindicatos y los beneficios sociales consagrados en los contratos colectivos.”

A continuación, el artículo de Damián Pratt en el Correo del Caroní:


Plan estratégico de la “revolución” (¿?): liquidar los contratos colectivos

(Meta inmediata: debilitar y someter las organizaciones sindicales)

¿Por qué el Presidente le miente al pueblo cuando dice que en las empresas del aluminio o en Sidor una hora extra se paga por diez? ¿Por qué manipula diciendo que pagar un salario de tres millones (que no es una “gran vaina”) implica quitarles sus becas de 500 mil Bs. a las “Madres del Barrio”? ¿Por qué inventa que a los trabajadores de Guayana, sus empresas les pagan y regalan la compra de vehículos y seguros? ¿Por qué intenta presentar a los trabajadores como “(p…) de perro” porque ellos y sus familias se trazan entre sus metas de calidad de vida tener un buen carro? ¿Por qué presenta como un acto de corrupción el anhelo de la familia del trabajador que sus hijos logren la mejor educación posible y para ello hayan luchado por un subsidio escolar? ¿Por qué los llama “privilegiados que quieren ser ricos”? ¿Todo eso es casual? ¿El Presidente está desinformado? ¿Lo engañan y él no sabe nada? ¿Y si fuera así, por qué el Presidente dice cosas tan graves y feas como esas sin asegurarse de la verdad escuchando a otras voces?

Mas parece un plan destinado a someter al escarnio público a los trabajadores y en especial a sus conquistas laborales establecidas en los contratos colectivos. Desatar un odio y división de pueblo contra pueblo. Los más pobres contra los trabajadores estables. Desviar la atención de la quiebra de las empresas básicas y sobre todo de su propia responsabilidad como gobernante todo poderoso que en diez años las llevó al abismo por la desinversión, los malos gerentes, por las políticas irresponsables de decir que “rentabilidad y productividad no son cosas del socialismo porque son conceptos del neoliberalismo salvaje”. Evadir sus culpas y convertir el problema en una guerra donde hay un enemigo: los sindicatos y los beneficios sociales consagrados en los contratos colectivos.

Hay un “plan estratégico”. Se nota claramente, además que hay chavistas cercanos al alto gobierno -así como dirigentes en las regiones y en el universo sindical- que ya no lo niegan. Lo saben y no les gusta. Se lo confirman a uno. La meta final es acabar con los contratos colectivos. Como es usual, el Presidente no intenta lograrlo todo “de un plumazo”. No va a firmar un decreto liquidándolos. Eso sería torpe y demasiado ilegal. Bruto no es. En cambio sí puede aprovechar la crisis de la quiebra de las empresas para crear un ambiente que “justifique” esa ofensiva. Quizás por eso dejaron correr tanto el tiempo aunque los informes para el “Plan del Aluminio” los tienen desde hace meses. Se ve que por eso dejaron que las cosas llegaran “al llegadero” como dijo el ministro. Ellos son ineficientes pero no tanto como para no haber atajado un tanto el desastre con algunos auxilios desde hace muchas semanas. Se trata de colocar a trabajadores, empresas, proveedores “con el agua al cuello”. Entonces comienza la ofensiva final: el Presidente ataca a los sindicatos, culpa a los trabajadores. Pone a pelear pueblo contra pueblo. Y los provoca, con insultos y retos “de machismo” para llevarlos a una huelga. Porque la meta inmediata es debilitar a las organizaciones sindicales. Aprovechando sus propios defectos (que los tienen) y tratando de llevarlos a un conflicto. Él mismo puso el ejemplo de Pdvsa. Así la destruyó. Algunos de los que apoyaron aquello, ahora son víctimas del mismo plan.

Una crisis provocada. Si destruye a la dirigencia sindical luchadora y deja a los sindicatos golpeados y disminuidos, en manos de algunos oportunistas que creen que así pueden ascender al rango mayor impuestos por el patrono gobierno, habrá dado varios pasos. Ya los sindicatos no tendrían ni una cuarta parte de la fuerza de hoy. Quedarían postrados ante el poder unipersonal del Presidente. Como ya hizo con las Instituciones y los poderes públicos. Impondría unos primeros cambios para recortar beneficios y el principio de modificar y “echar para atrás” las conquistas sociales quedará asentado. Después vendrían los contratos aprobados en el Consejo Central de Planificación en forma unilateral. Su idea de lo que es socialismo es que todos sean “iguales” pero todos (menos los jerarcas) pobres y dependientes de las limosnas del gobierno. Que nadie pueda progresar por sí mismo. Como le enseñó Fidel. El poder en una sola persona.

¿Es inevitable y fatal que lo logre? Para nada. En absoluto. De algo sirve aprender de errores y experiencias anteriores. Le escuché a un sindicalista de Sutiss -de los luchadores que no doblan la espalda- una definición: “Hay que luchar con razón, con ventaja y sin excesos”. Y yo le agrego: “la lucha hay que darla en el terreno que uno escoja, no donde él quiera”. Nada de pisar peines. Tampoco de quedarse “achicopalados”. No es sencillo y esta vez los trabajadores y sus sindicatos tendrán que aprender a pelear con más habilidad. Con “fintas” como los boxeadores ligeros. Con claridad y firmeza sin dobleces. Que el gobierno asuma las medidas impopulares a las que hay que denunciar. Sumando fuerzas y preservando la organización sindical. Abriéndose al diálogo con el pueblo. Salir del encierro en la empresa e ir a sus comunidades. Denunciando la corrupción y las inconsecuencias de los jerarcas. Mostrando la verdad. Uniéndose a otros sindicatos y trabajadores del país. La antigua y olvidada “solidaridad de clase”. Comprendiendo mejor la importancia de la lucha democrática. Sabiendo que no es una carrera de 100 metros sino una de fondo.

TIPS… Cosa curiosa: los trabajadores de Sidor, Alcasa, Bauxilum, Carbonorca o Venalum están siendo objeto de la misma guerra tramposa que le aplica a los empresarios de Polar, conglomerado de industrias a la que no le perdona que sea tan eficiente y productiva… La misma manipulación. Una guerra inventada con Polar cuya arrocera apenas tiene el 5% del mercado, de modo que no puede ser responsable del desabastecimiento ni que quisiera… Inventa un “enemigo” para manipular al pueblo. Y desviar la atención del fracaso de su gobierno en políticas económicas, ahora que ya no puede tapar la ineficiencia a los realazos como en estos años… En Cadafe, el Metro, Pdvsa, los educadores, los médicos y Edelca están pasando por los mismos problemas. Incluso en FMO donde el gobierno sigue “enfriando” la vigencia del contrato colectivo… Hoy en Grado 33. Salvo algún imponderable de última hora, hoy martes a las 8:00 de la noche estaremos en Grado 33 por Globovisión denunciando la crisis de las empresas básicas y el ataque contra los trabajadores…


http://www.noticierodigital.com/?p=21985



2 comentarios:

desempleadoenguayana dijo...

Se avecina una nueva escalada, una nueva cacería de brujas en contra de los trabajadores de Guayana.

SOLIDARIDAD dijo...

Estimado lector me llamo Carlos Caripe y en estos momentos estoy en peligro de –nuevamente- dejar la universidad por falta de respaldo económico y mi consecuente incumplimiento de pago en la universidad (UCAB).

Desde hace ya 5 meses estudio Derecho y por múltiples razones –que no vienen al caso- estoy –como cosa rara- desempleado, NECESITO TU AYUDA…ora por mi…envíame algun contacto que me pueda ayudar , dame la dirección de alguien que me pueda ayudar, colabora…QUIERO SEGUIR ESTUDIANDO PARA SERVIR A LOS EMPOBRECIDOS DE MI PAÍS…