domingo, 1 de noviembre de 2009

"Caracas Segura" bajo el Socialismo Paranoide del Siglo XXI

Este se asomó a la puerta de su casa a las 06:oopm y del susto se refugió en el baño...




Un jefe policial y coordinador del plan “Caracas Segura” en el oeste de la capital venezolana fue asesinado la noche del sábado por unos asaltantes que le despojaron de su vehículo y su arma, informaron hoy medios locales.

El mayor de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) Delio Hernández fue asaltado anoche alrededor de las 21.00 hora local (01.30 GMT de hoy) cuando se dirigía a su puesto de comando ubicado el sectro Manicomio en La Pastora, oeste caraqueño, informó la cadena Unión Radio de Caracas.

El Universal destaca que Hernández llegaba uniformado a la carpa del Centro de Coordinación Policial para supervisar el dispositivo de seguridad.

Según los forenses un tiro pasó cerca del chaleco antibalas y le perforó el corazón.

Los datos de prensa no precisan el número de atacantes que actuaron contra el coordinador del Plan Caracas Segura.

Las mismas fuentes periodísticas indicaron, con base en datos oficiosos, que Hernández, de 36 años, fue despojado de la camioneta modelo 2009 en la que se desplazaba y de un arma de calibre “nueve milímetros”.

Después del asesinato, según reseña El Universal, se realizó un gigantesco operativo en Caracas que se prolongo durante toda la noche. A las siete de la mañana fue recuperada la camioneta propiedad del militar, frente al barrio 5 de julio de Petare, adyacente al puente de la Urbina.

Las encuestas coinciden en que la inseguridad es considerada el mayor problema para los habitantes de Venezuela, donde se registra una media de 10.000 asesinatos al año, según datos policiales filtrados a la prensa local.

El pasado septiembre, las autoridades informaron que calculan que existen entre “9 y 15 millones” de armas de fuego ilegales en manos de la población civil de Venezuela, donde habitan unos 27 millones de habitantes.

Con información de EFE y El Universal