jueves, 26 de noviembre de 2009

Falleció un empleado de la CVG, Edgard Ramón Garbán Rojas, cuando reparaba los rieles de una grúa en los hornos de cocción.


El reclamo por el pago puntual de las utilidades detonó en la toma del edificio administrativo de CVG Venalum. Un grupo de trabajadores increpó al presidente de la empresa, el general Carlos Acosta Pérez, sobre el retraso en la cancelación del beneficio más esperado al final de cada año.

La protesta coincidió con un accidente que se produjo en los hornos de cocción, donde resultó muerto un empleado con cinco años de experiencia en el área.

El siniestro desató mayor malestar en los trabajadores lo que produjo la interrupción de actividades. El turno de 3:00 de la tarde a 11:00 de la noche no ingresó a la fábrica.

¡El 30!

El responsable de Venalum atendió el llamado de los protestantes. En asamblea los profesionales hicieron severas críticas a la gestión y administración de la empresa, sobre todo en el área de seguridad industrial.

La cabeza de la compañía reconoció el malestar que genera la incertidumbre pero ratificó que las utilidades se cancelarán el 30 de noviembre, según información suministrada por el titular del Ministerio de Industrias Básicas y Minería (Mibam), Rodolfo Sanz.

“Este año ha sido bastante difícil para las empresas, hemos salidos adelante con el esfuerzo de todos nosotros”, argumentó Acosta Pérez. “El Gobierno venezolano socialista ha tenido este año la consideración de mantener los puestos de trabajo. Aquí hay lineamientos de sostener los puestos de trabajo”.

Explicó que debido a la baja en los precios del aluminio CVG Venalum no está en capacidad de cubrir las expectativas de los trabajadores pero que, el Estado venezolano, asumía el compromiso que para el sector aluminio ronda los 400 millones de Bs.F.

“Los recursos están siendo canalizados porque no están en mano de las empresas. No ha habido forma de cubrir las expectativas. A nadie se le han ocultado los números. El precio de venta del aluminio no está cubriendo las expectativas”.

Los recursos están garantizados, el ministro Rodolfo Sanz dijo que es el día 30 que se cancelarán las utilidades”.

Además informó que para el 15 de diciembre se tiene planeado cancelar un tercer bono de incentivo en CVG Venalum.

Poco convencidos

El discurso del jefe ejecutivo de la reductora de aluminio no convenció a los trabajadores, por el contrario asomaron más reclamos por el servicio de las clínicas y farmacias que “está por el suelo”.

Una de las empleadas, Luisa Figuera, expresó enardecida que sus utilidades están comprometidas. “Soy mamá y papá de mis hijos y tengo a mis viejos enfermos, no hay medicina ni hay farmacias, la póliza se me agotó, la clínicas no atienden. Esto da lástima que uno tenga que mendigar”.

Joel Reina, cooperativista, pidió una reconsideración del trato dado a las cooperativas que reclaman bonos de producción con el argumento de que son ellos quienes realizan el trabajo fuerte. “¡Si no me pagan cómo le doy de comer a mis hijos!”, dijo.

Paro extendido

Manuel Díaz, presidente de Sutrapuval, informó que la paralización se extenderá y añadió que para hoy realizarían una movilización hasta la sede de CVG casa matriz con el fin de exigir las utilidades.

El discurso de la crisis económica ya no satisface a la dirigencia sindical. Argumentan que han visto el despilfarro y una gerencia que no conoce las operaciones para la producción de aluminio.

Andrés Rengel, secretario de organización de Sutrapuval, se refirió al accidente en el que resultó muerto Edgar Garban (24 años). Informó que la grúa estaba reportada como defectuosa y que la ausencia de una gerencia “seria” no controló el uso del equipo.

El dirigente desmintió que haya hecho alguna inversión en la recuperación de las grúas, mucho menos que se haya ejecutado algún capital del Fondo Chino Venezolano.

Rengel criticó que el presidente de la compañía regale 2.500 bombillos a la Alcaldía de Caroní cuando las áreas operativas están a oscuras.

Asimismo, dijo que los equipos no tienen luces, hay falta de repuestos y una evidente desinversión en la política de prevención de accidentes.

¡Que no se le mienta al pueblo!

Andrés Rengel, secretario de organización de Sutrapuval y participante en las mesas de trabajo del Plan Socialista Guayana 2019, dijo que el ministro Rodolfo Sanz es un “mentiroso”.

Se refirió a las declaraciones del titular del Mibam en un encuentro con empresarios iraníes, en donde Sanz calificó a CVG Venalum como próspera.

“Emplazamos a que nos diga por qué el costo de producción en la administración de Sanz subió de 1.400 $ a 3.200 $, por qué los costos de mantenimiento se triplicaron así como los montos de las contrataciones.

Consultado sobre la decisión del gobierno de sustituir clientes por otros políticamente más cercanos al proyecto bolivariano, el dirigente recordó que “Sanz tiene una negociación con Glencore, que vendió a futuro, y que los reales que Glencore entregó a Venalum están allí, ¿Los intereses productos de esa negociación a quién le quedan?”.

Clavel A. Rangel Jiménez
Vía Correo del Caroní