martes, 13 de enero de 2009

¡Coño, Te Dije Que NO!




No seas tú tan testarudo;
Muchacho, deja el abuso.
Anda a ver si el gallo puso
porque lo picó un zancudo.
Quieres quedarte a lo rudo
cuando ya se te frenó
ese día en que se opinó
que tú te tienes que ir…
A vaina ¿vas a seguir?
¡Coño, te dije que NO!


Si te dejamos la casa,
fue cuidando a tus hermanos.
No para meter cubanos
y tener la gran cachaza
de ponerlos de amenaza
porque alguien se amotinó.
Caca, niño. Terminó
y tú te tendrás que ir…
A vaina ¿vas a seguir?
¡Coño, te dije que NO!

¿Es que no son suficientes
10 años de malandraje?
No vengas con el aguaje
de otros proyectos pendientes,
cuando sólo delincuentes
tu gestión promocionó.
Esta casa se arruinó,
¿Qué más vas a destruir?…
A vaina ¿vas a seguir?
¡Coño, te dije que NO!

Cómo eres de cara dura,
muchachito majadero.
Has derrochado el dinero
en tu alocada aventura,
regalándolo, criatura,
porque a ti te emocionó
el país que se inclinó
por lo que sueles decir…
A vaina ¿vas a seguir?
¡Coño, te dije que NO!

Yo no sé cómo te pones
a gritar que quieres más,
cuando vamos hacia atrás
por culpa de tus acciones.
Dígame eso, hay apagones
por la luz que se donó.
Mijo, ¿quién te enajenó?
Me lo tienes que decir…
A vaina ¿vas a seguir?
¡Coño, te dije que NO!

Has tenido el presupuesto
más alto que se haya visto,
y nuestro hogar desprovisto
y a una gran hambruna expuesto.
Aquí no vale pretexto,
la gente reaccionó.
Y si ya se te ganó
y empezaste a maldecir,
es que no vas a seguir.
¡Coño, te dije que NO!


Octavio Montiel
Noticiero Digital
http://www.noticierodigital.com/?p=13722