jueves, 22 de enero de 2009

Perdigonazos y Gas del Bueno: La Represión Final


Miércoles, 21 de Enero de 2009
Especial para RUEDALO.ORG

Por Elio C. Aponte

Miami, Florida.- Lo único efectivo que ha realizado este gendarme que dice llamarse "Comandante Presidente" es el de dar la orden de llenar de perdigonazos y "gas del bueno" a una buena parte de la reserva moral que le queda al pueblo de Venezuela, aquella encarnada en nuestros jóvenes estudiantes; efectivo porque sus agentes represores genuflexos la cumplan a carta cabal.

Y es que este Comandante Presidente, cuyo guión se encuentra agotado, lanza su "Represión Final", es decir, sus últimos manotasos de ahogado porque se encuentra acabado. Y su pobre herramienta es la de buscar inyectarle miedo a una casta indomable, insobornable e irreverente que desea vivir en paz y libertad, y no bajo la esclavitud de un prepotente egolatra que refleja en su actuar el grave resentimiento y complejo de inferioridad que no ha logrado superar en su más de medio siglo de existencia.

Ya no hay vuelta atrás. El movimiento estudiantil, que no obedece a ninguna linea partidista, sino a principios y valores, ha logrado remover la fibra de todos los venezolanos que amamos la patria por encima de nosotros mismos e intereses particulares, para catapultar desde ya la gloriosa epopeya de la verdadera Revolución sobre la cual cabalga, aquella que entiende que la libertad y la democracia solo se pueden dar en el ámbito del respeto a las diferencias, a la tolerancia, a la libertad de expresión sin mordaza, al respeto a la dignidad del ser humano, independientemente del color político que tenga, del respeto al individuo sin menos precio del colectivo, del incentivo a la iniciativa, de la independencia de poderes, del cabal cumplimiento de la Constitución y las Leyes, y en donde el ingenio y la creatividad sean los verdaderos recursos con los que catapultaremos a Venezuela al espectacular desarrollo y prosperidad que se merece.

Que vivan nuestros estudiantes, y todos aquellos que tienen dentro de sí el impetuoso espíritu de la adolescencia, porque sin ellos la causa de la Resistencia de Venezuela estaría perdida, y porque son ellos los que abren el camino a la verdadera Venezuela, aquella que no desea el exterminio de nadie, que no tolera la unjusticia ni la mediocridad, que no se complace con migajas porque entiende que sus derechos no se negocian, y que tiene la suficiente compasión para que aquellos venezolanos menos afortunados no pasen necesidad.

Si se puede!!!

RUEDALO!!!!