jueves, 15 de enero de 2009

Judeofobia chavista (¿qué no otra cosa se puede esperar de unos bichos que andan en cuatro patas y rebuznan?


Chavistas dirigiéndose a Mercal


Con el problema de Gaza, Chávez aprovecha para distraer la atención

Norberto Ceresole, gran maestro de Chávez y escritor del libro de cabecera de los revolucionarios duros, "caudillo, ejército, pueblo", sostenía la tesis de que los extremos políticos máximos, el comunismo totalitario castrista y el islamofacismo iraní, pudiesen conformar una sola fuerza siempre y cuando existiese un ser mágico, un hombre providencial que conjugara con su sola figura la unión demoníaca y tiránica de esas dos ideologías indigestas. Ceresole convenció al comandante golpista que él, Chávez, era ese hombre. Este ha seguido al pie de la letra las lecciones incluyendo el revisionismo histórico con el propósito que a simple vista parece imposible, borrando y negando en el proceso hechos históricos debidamente registrados y aceptados. Ceresole fue un negador del holocausto, rabino antisemita y embajador itinerante del grupo terrorista Hezbollah.

Con la excusa de los acontecimientos de Medio Oriente y la trágica situación que agobia a israelíes y palestinos por la inhumana acción de Hamas, grupo terrorista dependiente del régimen iraní, Chávez aprovecha para distraer la atención de los graves problemas nacionales y suelta a su "jauría" de plumíferos tarifados en contra de la indefensa minoría de venezolanos de fe judía y así alistar su escenario para tener a quien culpar de la terrible crisis que se avecina. Chávez prometió y hasta firmó un acuerdo internacional contra el antisemitismo, todo a sabiendas que su intención sería arremeter contra los judíos. El sionismo, movimiento de liberación del pueblo judío, tiene más de un siglo y es el decano de los movimientos modernos de liberación nacional y su propósito, el restablecimiento de Israel como patria ancestral donde los judíos han vivido por más de cinco mil años. ¡Será!

Sammy Eppel


El Universal
http://www.eluniversal.com/2009/01/15/opi_art_judeofobia-chavista_1224453.shtml