lunes, 16 de febrero de 2009

Aunque usted no lo crea: un energúmeno con taras físicas y mentales es designado presidente vitalicio


El presidente Hugo Chávez puede presentarse por cuarta vez consecutiva como candidato a la presidencia en el 2012, tras ser aprobada por los venezolanos una enmienda constitucional en referendo que eliminó los límites de reelección.

Pero en los próximos cuatro años que le restan de su actual mandato le espera la difícil tarea de demostrar sin demora que es capaz de reducir la pobreza, abatir la inflación más alta del continente y revertir el auge delictivo que agobia a los venezolanos.

En caso contrario, coinciden varios analistas, su tan anhelada victoria del domingo de nada habrá servido si sigue acumulando planes fracasados y termina por perder su capital electoral.

Chávez se apuntó en la víspera una gran victoria al ser aprobada su propuesta de enmienda de la Constitución en referendo con más de la mitad de los votos escrutados

La enmienda fue aprobada por más de seis millones de votos (54,36%). Los votos por el “no” fueron 5,04 millones (45,63%), con una abstención de 32,95%, informó el Consejo Nacional Electoral (CNE) en su primer boletín, emitido tras el conteo de alrededor del 94% de los votos, y leído por la titular de esa dependencia, Tibisay Lucena.

Este fue el segundo intento de Chávez de modificar la Constitución de 1999, promovida por él, que sólo le permitía la reelección inmediata por un período adicional. Su primer intento fue rechazado en el referendo del 2007

Chávez sostiene que debe permanecer en el gobierno al menos hasta el 2019 para consolidar su “revolución” y lo que él llama el “socialismo del siglo XXI”.

El otrora paracaidista del ejército fue electo por primera vez en diciembre de 1998, pero luego del proceso constituyente del 2000, promovido por él, fue ratificado en su cargo para gobernar por seis años.

En diciembre del 2006 Chávez logró la reelección por un período adicional que concluye en febrero del 2013.

Pero la verdadera prueba de fuego que ahora le espera al mandatario es demostrar con hechos sus promesas de combatir la inflación, la creciente escasez de alimentos básicos y la delincuencia.

De acuerdo a los registros del Ministerio para Relaciones Interiores, para septiembre pasado el promedio de homicidios a nivel nacional era de 152 semanales.

Desde que Chávez asumió el poder en 1999, el porcentaje de hogares considerados pobres se ha reducido del 43% a 28% de acuerdo a estadísticas del gobierno, mientras que los necesitados también reciben beneficios, como exámenes médicos gratuitos y alimentos subvencionados.


Pero el panorama social y económico de los venezolanos sigue siendo desalentador, pese a que el país, rico en petróleo, en los últimos años disfrutó de altísimos ingresos petroleros.

La bonanza lograda gracias a los precios récord del petróleo ha terminado.

Venezuela mantiene una fuerte dependencia del petróleo que genera cerca de la mitad de los ingresos del gobierno y 94% de las entradas del país por exportaciones.

“Con la caída de los ingresos del petróleo y una insatisfacción generalizada con el desempeño del gobierno, Chávez dista mucho de ser invencible en 2012″, dijo Michael Shifter, director asistente del Diálogo Interamericano, una organización independiente de análisis regional en Washington.

“La tarea de la oposición es construir una alternativa viable y más eficaz, alcanzar chavistas descontentos, que pueden creer que Chávez se preocupa por ellos, pero también creen que 14 años en el poder es suficiente”, agregó.

Miguel Tinker Salas —profesor de Estudios Latinoamericanos en el Pomona College, en Claremont, California— opina que “el mayor desafío que encara el gobierno es enfrentar la crisis y no caer en el triunfalismo”.

“La crisis económica y política” que sufrió Venezuela en las décadas de 1980 y 1990 “produjo el fenómeno de Chávez”, un teniente coronel que encabezó un fallido golpe de Estado en 1992 y seis años después ganó la presidencia cabalgando sobre el descontento popular.

Este triunfo electoral de Chávez y su partido “indudablemente… pondrá a prueba su capacidad de gobernar en un período de crisis”, añadió.

La economía venezolana registró al cierre del 2008 un crecimiento de 4,8%, lo que representó una desaceleración respecto al 2007 cuando se reportó una activación de 8,4%.

El índice nacional de precios, en tanto, culminó el 2008 en 30,9%, por tercer año consecutivo la más alta de la región. En enero pasado se ubicó en 2,3%.

Otro de los retos de Chávez en los próximos cuatro años será reconquistar la confianza de aquellos seguidores que dudan de su proyectos.

Chávez insiste en que la Constitución debe ser modificada para dirigir a Venezuela por un camino distinto al capitalismo y romper con sus estructuras que, considera, se han traducido en pobreza, pese al temor de sus críticos de que el mandatario pudiera convertirse en otro Fidel Castro, su amigo y aliado cubano. Esto le ha restado votos.

Además debe hacer frente al desgaste natural de su popularidad después de más de 10 años en el poder.

La oposición, en el acto en que reconoció su derrota, resaltó como un hecho positivo que después de casi desaparecer en los primeros nueve años de gobierno de Chávez, “ya pasamos la barrera de los cinco millones de votos”.

“En cambio, Chávez, que convirtió esto en un plebiscito, sacó en el 2006 64%, hoy (el domingo) 54%, se redujo en 10% el apoyo de los venezolanos”, destacó el líder opositor Omar Barboza.


Por JORGE RUEDA
The Associated Press.

http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/24766/chavez-puede-ser-reelegido-otra-vez-pero-el-2012-esta-lejano/

1 comentario:

Chileno dijo...

¿Saben? Para un pueblo tan inmaduro, ignorante e ingenuo como el venezolano, la democracia es un juguete muy riesgoso.
La inteligencia promedio de este pueblo es tan miserable, que son capaces de seguir votando por un hijo de puta como Chavez. Creo que les falta mucho para poder usar con criterio un arma tan decisiva como la democracia, que explota facilmente en manos de quienes no la saben usar.
Ojalá tuvieran en su tierra un Pinochet que los librara de esa lacra socialista llamada Chavez. Pero los Pinochet, para suerte de Chile donde si estuvo en el momento preciso, son especimenes raros y felizmente ocasionales.Felizmente para la tierra que tuvo la fortuna de verlos nacer.