miércoles, 29 de abril de 2009

El Porcino Paranoide se queda sin los submarinos rusos clase Kilo. Rosoboronexport dijo: та обезьяна не оплачивает



Rusia decide no vender los submarinos a Venezuela y si a Vietnam

Dicha decisión se basa en el poco interés que el gobierno venezolano mostro para adquirir los submarinos, ya que primero se intereso por 9 de estas naves, luego Venezuela bajo a 6, después a 4 y empezó con el regateo, lo que origino que Rusia negociara dichos submarinos con el gobierno de Vietnam, el cual si desembolsillara lo pedido por los rusos.

Vietnam pagará US$1.800 millones por seis submarinos que Rusia planeaba vender a Venezuela

Vietnam pagará US$1.800 millones por seis submarinos que Rusia pensaba construir originalmente para Venezuela, anuncia hoy el diario Kommersant ,citando fuentes próximas a Rosoboronexport, el grupo público que coordina la venta de armamento ruso en el mercado internacional.

Se trata de modelos de la clase Kilo (proyecto 636), uno de los submarinos de ataque más silenciosos del mundo. Serán construidos en San Petersburgo, en los Astilleros del Almirantazgo (Admiralteyskie Verfi), una empresa con tres siglos de experiencia en construcciones navales. El director de esta compañía rehusó especificar al país que encargó los submarinos y el importe del contrato de exportación que será firmado próximamente a través de Rosoboronexport, pero dos fuentes próximas a dicha entidad revelaron que el cliente es Vietnam y que el valor de la transacción rondará 1,8 mil millones de dólares, del orden de 300 millones de dólares por cada sumergible.

Actualmente, Admiralteyskie Verfi construye dos SSK similares para Argelia, por lo cual no se descarta la posibilidad de que uno o dos submarinos pedidos por Vietnam se produzcan en los astilleros de la ciudad de Severodvinsk, en el norte de Rusia.

Venezuela era considerada hasta hace poco la importadora más probable de submarinos rusos de la clase Kilo. Representantes de la Armada venezolana, con los que Rosoboronexport mantenía consultas al respecto desde 2007, decían que estos equipos contribuirían al control sobre la plataforma marítima del país, donde se desarrolla la producción del petróleo. Con todo, fuentes de Kommersant reconocen que las negociaciones con Venezuela se fueron atascando poco a poco. En un principio, la parte venezolana se declaraba dispuesta a comprar nueves submarinos pero más tarde la cifra bajó a seis, y últimamente, a tres ó cuatro.

En cuanto a Vietnam, es uno de los grandes clientes de la industria rusa de defensa y un país que, según los expertos del sector, realizó últimamente importantes inversiones en equipos navales con la ayuda de Moscú. Desde 2001, Vietnam contrató en Rusia ocho lanchas militares del proyecto 1241.8, dos fragatas Guepard y un sistema de misiles antibuque Bastion.

Con 73,8 metros de eslora y 9,9 de manga, los submarinos Kilo del proyecto 636 desplazan 2.350 metros cúbicos, pueden sumergirse a una profundidad máxima de hasta 300 metros y desarrollar una velocidad de 20 nudos bajo la superficie. Su tripulación consta de 52 personas. El armamento incluye cuatro misiles, aunque este número puede elevarse, 18 torpedos y 24 minas.


http://sp.rian.ru/onlinenews/20090427/121320734.html
http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=520149