miércoles, 22 de abril de 2009

Estudiantes del Nurr protagonizaron violenta manifestación


Crónica de una manifestación anunciada, en vista de los atropellos que denunciaron algunos grupos estudiantiles en la pasada huelga, la cual se tornó muy violenta, las piedras caían como lluvia y los manifestantes no dieron tregua, con todas sus fuerzas atacaban a los policías sin importar las consecuencias que este tipo de enfrentamientos puede generar, sobre todo al tener un precedente como el del caso lamentable del estudiante Dave Parquer

A cinco días de la última manifestación estudiantil en el Núcleo Universitario Rafael Rangel, en la cual la policía impidió que los estudiantes bajaran hasta La Concepción; ayer martes, la situación fue al revés, ya que los estudiantes atacaron tan fuertemente a los policías que estos tuvieron que ir retrocediendo, lo que generó que los estudiantes ganaran más terreno hasta aproximarse al eje vial, pero los uniformados con sus escudos hicieron lo humanamente posible para mantenerlos en el puente sobre La Concepción y así evitar que el paso del eje vial también fuese obstaculizado. Al menos este fue el panorama que se observó pasadas las dos de la tarde.

Una verdadera batalla campal, como aquellas que no se veían desde hace tiempo, sobre todo por la gran cantidad de estudiantes en contra de policías, los cuales no se daban abasto para defenderse y evitar que los encapuchados se adueñaran de las vías en su totalidad; mientras este enfrentamiento ocurría una comisión de la policía evitaba el paso por la vía de La Peñita, y el de La Concepción hacia Pampán estaba totalmente obstaculizado por la manifestación.

Atacaron sin compasión

Piedras se veían venir por parte de los estudiantes quienes sin compasión atacaban a los funcionarios, esto como parte del rechazo por la actuación de los funcionarios el pasado jueves, quienes se metieron a la Universidad de Los Andes y donde además resultaron seis estudiantes heridos, esta era la razón por la cual este martes los estudiantes salieron con todas sus fuerzas a protestar, la furia fue evidente ya que no dieron tregua, mientras la policía hacía el intento por dispersarlos se sumaban más encapuchados al ataque.

Esta información se pudo conocer de parte de uno de los estudiantes que estaban manifestando, quienes además informaron que para hoy miércoles continuarán con la misma acción. Por otra parte es importante mencionar que en esta oportunidad fueron más los manifestantes que el número de funcionarios policiales, ya los uniformados no podían, la gente que estaba alrededor esperando que se calmaran los ánimos les pedían a los funcionarios que usaran sus mecanismos de ataque para repeler la manifestación, sin embargo los funcionarios manifestaron que no podían atacar a los estudiantes ya que esas son las órdenes del Gobernador, es por ello que sólo evitan que estos obstaculicen el paso totalmente.

Un policía y dos estudiantes heridos

Un policía resultó herido, mientras el equipo de Diario de Los Andes estaba en el lugar, porque lo que caía hacia los funcionarios eran una lluvia de piedras, la gente debió correr en varias oportunidades, ya que cuando la policía trataba de dispersarlos estos no se detenían y los atacaban fuertemente, varios resultaron lesionados, mientras que un funcionario recibió un golpe con una piedra muy cerca del ojo, extraoficialmente se conoció que dos estudiantes también resultaron lesionados.

Una de las preguntas que mucha gente se hizo, es por qué, no hay más apoyo por parte de las autoridades regionales en cuanto a seguridad ciudadana, y les mandan el apoyo de funcionarios de la Guardia Nacional, ya que está visto que a los manifestantes no les importa acabar con la vida de alguien, ni siquiera la de ellos mismos, la cual puede ser afectada con el ataque de las piedras, y bombas molotov que también fueron lanzadas, y pare usted de contar todos los mecanismos de ataque que utilizan. La molestia reinó en el lugar al observar que la policía no los podía detener y que la gente debió esperar horas para poder pasar.

Justos por pecadores

Los niños que estudian en el Maternal "Los Capullitos" ubicado en plena redoma de La Concepción donde se formó la huelga se vieron muy afectados, quienes debieron ser desalojados por un piquete de la policía que los resguardó para que no fueran afectados por las bombas lacrimógenas y piedras, las cuales fueron el ingrediente predominante en la manifestación violenta que se vivió este martes. Los docentes de la escuela manifestaron que vivieron un momento muy difícil porque a un grupo de los manifestantes les importó muy poco la presencia de niños en el lugar, de no ser por la protección de los uniformados, las piedras los hubiesen alcanzado. Hacen un llamado a los padres de los niños y más aun a los que viven cercanos a la institución para que cuando sepan que hay manifestación los retiren ya que dentro de la escuela los pueden resguardar mientras no lancen gases lacrimógenos, pero este martes los policías se vieron en la obligación de usarlos.


Diario de Los Andes
http://diariodelosandes.com/content/view/77212/105696/