jueves, 2 de abril de 2009

Desde el Sheraton Doha Resort






Queridos compatriotas

Desde la calurosa Qatar y en cumplimiento con mí promesa de austeridad y para dar fe de mi voto de pobreza he dispuesto realizar sólo un “viajecito” de unos diez días por algunos nincones del mundo que hace mucho no visito. A un costo que el mal hablado de Carlos Berrizbeitia ha estimado en 3 millones de bolívares fuertes, pero que no llega a tanto y además es una de las “vuelticas” más económicas de todas cuantas he dado en mi sana competencia con Marco Polo.


Les informo que la guerra contra los “megasalarios, megabonos, y megachoreos” de la cosa pública ha comenzado con toda firmeza. Anda cerca el fin de las “camionetotas, fiestas, celebraciones, saraos, regalos” y demás formas de dispendio y relajo oficial revolucionario. Es total nuestra disposición de acabar la guchafita de los burócratas del régimen con el “dinero del pueblo”.

En mi condición de Comediante en Jefe he decidido que el “ejemplo entra por casa”. A tal efecto, he pedido prestado al “Tío Raúl” el Jet de Cubana de Aviación, que antes había obsequiado a “papá Fidel”, para llegar a Qatar. Y ahorrarme así unos centavitos de haber usado el “chupadólares”. Una sabia y austera decisión para que cesen las habladurías aviesas en contra de mis buenas intenciones de sanear la administración pública.

El periplo se limita al Medio Oriente, Irán y Japón porque hacerlo a otras partes acarrearía “gastos suntuarios” injustificables para un país cuyos maestros en su salario base asciende a 115 dólares permuta por mes. Pero que gracias a mi generosidad, para compensar la peladera de bola del magisterio, el salario docente he ordenado medirlo con el dólar oficial para multiplicar por tres su monto y así callar la geta de los escuálidos.

La visita a los países “hermanos” se hace en estricto apego a ese enorme acierto anticrisis que hemos denominado “Instructivo Presidencial para la eliminación del gasto suntuario o superfluo en el sector público nacional”. Un documento oficial que al menos en la letra aspira corregir los gastos suntuarios destinados al bonche y el derroche revolucionario previstos en el presupuesto.

Se consideró más expedito producir el “Instructivo…” que eliminar los dichos “gastos” en la “reforma del presupuesto”. De modo que si sopla una brisita que eleve los precios del petróleo no se hiciera necesario volver a poner esos “gastos suntuarios” en el presupuesto sino lanzar el mentado “Instructivo” al cesto de la basura.

Por lo pronto, las normas dictadas por mi gobierno representan una contribución fundamental a la ética y la moral revolucionaria que deberían ser tomadas en cuenta por Obama para sacar al “Imperio” del oscuro túnel de la crisis económica en la que se encuentra.

Dado que las normas del “Instructivo” anticrisis “no aplican” en Qatar, he resuelto pedir excusas a todos ustedes por haberme alojado en el Hotel Sheraton Doha Resort a razón de 755,18 dólares la noche. Ustedes saben que en mi condición de llanero de colcha y cobija, un chinchorro de moriche hubiera sido suficiente. Esa vaina que llaman el “lujo y el confort” no va conmigo.

La discretísima delegación venezolana no ha ocupado todas las 366 habitaciones del hotel sino una parte significativa de ellas. El resto fue cedida a las representaciones de otros países hermanos que por más pobre que nosotros hemos decidido ayudarlos con los gastos porque “donde comen dos comen tres” y “hoy por tí mañana por mí”, camaradas.

El Sheraton Doha se encuentra en La capital de Qatar en la prestigiosa zona de West Bay. Lamentablemente no había posadas ni pensiones de bajo costo y las carpas árabes estaban agotadas. Todas las habitaciones están amobladas y tienen balcones con vista al mar, por lo que no pudimos meter literas para poner a dormir a varios en una misma habitación y ahorrar costos.

El hotel posee una gran variedad de restaurantes internos y externos, así como bares que ofrecen dede cenas tradicionales hasta menú gourmet, por lo cual nos ahorraremos las “raciones de combate” ya que decidimos adquirir un paquete “today” con comidas y bebidas nacionales e importadas ilimitadas, que como todos ustedes saben es mucho barato y el país sabrá agradecernos este desprendimiento.

PD: Pronto tendrán buenas nuevas, en Irán habrá poco, al Japón voy dispuesto a “chocar las cinco” con el Emperador. Es un tipo simpático. Los quiere mucho. Su presidente y comediante en jefe, MENTIRA FRESCA.