viernes, 3 de abril de 2009

Obama alaba liderazgo internacional de Luiz Inacio Lula da Silva (Y El Macaco Piojoso está que trina de la envidia que le corroe el hígado)



Londres.- El presidente estadounidense Barack Obama -que goza de gran popularidad mundial- afirmó el jueves que él no es el político más admirado en todo el mundo, y que ese título le pertenece al mandatario de Brasil.

Durante un almuerzo en la cumbre del Grupo de los 20 en Londres, Obama saludó con un efusivo estrechón de manos a su homólogo brasileño Luiz Inacio Lula da Silva y dijo: "Este es mi ídolo. Le tengo gran admiración".

Silva, que no habla inglés, le escuchaba con atención y parecía deleitarse con los comentarios que le traducía un intérprete, mientras estrechaba la mano extendida de Obama, con sus dos manos, informó AP.

Obama dijo después de su comentarios que Silva es "el político más popular sobre la Tierra", y eso se debe a que "es muy simpático".

Los comentarios de Obama fueron trasmitidos por la televisión brasileña y sitios cibernéticos con el idioma original en inglés y con subtítulos portugueses.

Poco después Lula respondió a los elogios de Obama. "Yo soy fan de Obama", bromeó Lula durante una rueda de prensa en el consulado brasileño en Londres.

"Ha sido un gesto muy gentil por su parte", añadió sobre el comentario, "pero soy muy consciente de la importancia de mi tamaño y de la importancia de su tamaño''.

Fortalecimiento Latinoamericano

Los compromisos en materia de ayuda económica y supervisión financiera acordados el jueves por el Grupo de los 20 cumplieron las expectativas depositadas por los países de América Latina.

México, Argentina y Brasil ejercieron la representación latinoamericana en Londres, con éxito en la mayoría de sus reivindicaciones, ya que las economías emergentes vieron atendidas gran parte de sus demandas con el billón de dólares comprometido para rescatar a las naciones más necesitadas.

"Es la primera vez que los países ricos y los emergentes hablamos de igual a igual", dijo Lula en una conferencia de prensa en el consulado brasileño en Londres después del encuentro. "He participado en muchas reuniones y hoy ocurrieron cosas muy importantes para la historia de los países y la historia de la humanidad".

Los líderes del Grupo de los 20 países más industrializados y economías emergentes (G20) anunciaron un billón de dólares destinado a instituciones de crédito como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial para ayudar a los países más golpeados por la crisis internacional.

"Todo el dinero que se inyecta en la economía es para generar crédito y dinamizarla", manifestó el presidente brasileño. "Este dinero se va a prestar a quien lo necesita y, gracias a Dios, el FMI no va a poner las condiciones de crédito de hace unos años".

Junto a este plan económico sin precedentes, el G20 acordó poner cerco a los paraísos fiscales, una de las peticiones en la que había hecho especial hincapié la presidenta argentina Cristina Fernández.

El final del secreto bancario y la necesidad de informar sobre cualquier beneficio fiscal abre la puerta a una mayor regulación financiera, que evite una crisis como la actual.

Otro de los síntomas positivos, fue la mención explícita de todos los presidentes a no marginar a las economías emergentes en la toma de decisiones que también las afectan.


El Universal
http://www.eluniversal.com/2009/04/03/int_ava_obama-alaba-liderazg_03A2281687.shtml